Del silencio sepulcral a la algarabía de Resurrección

La Semana Santa Marinera llega a su fin tras siete intensos días de pasión y devoción. Los primaverales días han permitido a devotos y turistas disfrutar de todas las procesiones

La solemnidad preside todas los actos de la Semana Santa Marinera
La solemnidad preside todas los actos de la Semana Santa Marinera

La Semana Santa Marinera llega a su fin tras siete intensos días de pasión y devoción. Los primaverales días han permitido a devotos y turistas disfrutar de todas las procesiones

La Semana Santa vivió ayer su segunda jornada de luto. El silencio que presidió las calles de los cientos de municipios que celebran estas festividad. En Valencia, el distrito Marítimo rindió con especial intensidad el culto a la muerte de Jesús de Nazaret. Fue un día para profundizar, para contemplar y para aguardar la buena nueva de la Resurrección.

Los primeros actos no comenzaron hasta entrada la tarde. Las parroquias de Nuestra Señora del Rosario y la los Ángeles realizaron el traslado de Cristo Yacente.

La solemnidad y el recogimiento marcaron los actos del Viernes Santo. Por la mañana centenares de fieles rezaron por los refugiados durante las dos procesiones en la playa del Cabanyal. Las imágenes portadas a hombros por cofrades y nazarenos se abrían paso entre una multitud que se agolpaba para tocar la imagen.

La jornada se inició poco después de la salida del sol con los Vía Crucis y el homenaje a las víctimas del mar y terminó por la noche con la procesión general del Santo Entierro.

La novedad de la Semana Santa en la ciudad de Valencia la protagonizó la parroquia de San Nicolás. La conocida como «capilla Sixtina» valenciana recuperó la celebración de la procesión del Santo Entierro por las calles de Ciutat Vella y que fue presidida por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.

El párroco de San Nicolás, Antonio Corbí, remarcó que con esta procesión, que comenzó tras los oficios de la Pasión del Señor en el templo parroquial, se recupera la presencia de la Semana Santa en Ciutat Vella.

El recorrido dio comienzo en la plaza San Nicolás donde finalizó tras pasar por calles del centro histórico, como plaza Horno de San Nicolás, calle Baja, Portal de Valldigna, Serranos y Caballeros, entre otras. La procesión estuvo encabezada por una banda de «tabal» y «dolçaina» y la cerró la banda del C.I.M Alfafar.

La procesión fue acogida con ilusión e interés por la feligresía, así como por diferentes entidades y comisiones falleras del barrio.

También durante el Viernes Santo, inmigrantes de varias nacionalidades y feligreses españoles de diferentes parroquias participaron en un Vía Crucis que recorrió el viejo cauce del río Turia de Valencia, bajo el lema «Jesús inmigrante y refugiado», organizado por la delegación diocesana de Migraciones del Arzobispado.

Se trata del «Vía Crucis de todos los pueblos», en el que este año se quiso hacer hincapié en que la Iglesia clama contra la indefensión del inmigrante y el refugiado.

Ayer por la noche, estaba prevista la celebración de la Vigilia Pascual, con la Bendición del Fuego, la Procesión del Cirio Pascual, el Oficio de Lecturas seguido por el Canto del Gloria, para culminar con la Bendición del Agua y el Bautismo de Neófitos.

El silencio y las oraciones tocaron a su fin cuando el reloj señaló la medianoche. Los barrios del Marítimo repicaron al son de las campanas en señal de la Resurrección de Jesucristo.

La Semana Santa Marinera celebra hoy domingo un acto único en todo el país. Las calles se llenan de colores y flores, la alegría recorre cada esquina y las procesiones avanzan a paso ligero en marchas festivas y acompañadas del calor de la música. Una cita caracterizada por ser una manifestación muy mediterránea y multicolor.

En el desfile del Domingo de Resurrección participan cerca de 4.000 personas, entre cofrades, banda de tambores y cornetas y músicos, de 30 hermandades, cofradías y corporaciones.

El acto, uno de los tres colectivos en los que participan todas las entidades que conforman la Semana Santa Marinera, dará comienzo a las 13 horas en el mercado del Cabanyal.