El Banco Sabadell no ve «ninguna razón previsible para volver a Cataluña»

El presidente de la entidad, Josep Oliu, señala que le gustaría que hubiera «presidente de la Generalitat y un orden institucional». El banco celebra hoy su primera junta de accionistas en Alicante

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu. Aunque la sede social de la entidad fue trasladada desde Cataluña a Alicante el pasado mes de octubre al iniciarse la crisis independentista, Oliu señaló que la «sede histórica está en Sabadell»

El presidente de la entidad, Josep Oliu, señala que le gustaría que hubiera «presidente de la Generalitat y un orden institucional». El banco celebra hoy su primera junta de accionistas en Alicante

Tal y como era de esperar, el cambio de sede social de Banco Sabadell desde Cataluña a Alicante fue el tema central durante la reunión informal que el presidente de la entidad, Josep Oliu, y su equipo directivo, mantuvieron con los medios de comunicación el día antes de la Junta de Accionistas que el banco celebrará hoy en Alicante. Será la primera vez que la entidad se reúna fuera de Sabadell, su lugar natal, en toda la historia.

Oliu aseguró que «no hay ninguna razón previsible» para que la sede regrese a Cataluña. «La normalidad ha vuelto al banco, pero no allí», indicó el presidente, quien señaló: «Nos gustaría que las cosas estuvieran en su sitio, que hubiera un presidente de la Generalitat y un orden institucional».

Sobre la decisión de trasladar la sede a Alicante, adoptada en octubre por unanimidad de todo el Consejo, aseguró que ha sido un éxito y que ha servido para sacar del escenario las dudas sobre las garantías institucionales, después de un proceso «que se estimaba conflictivo». Tras aquella semana complicada del 1 al 7 de octubre, «la tranquilidad volvió a los clientes», aseguró. «No fue una decisión política, sino técnica», de la que el banco «ha salido fortalecido».

El presidente señaló que se está trabajando en uno de los tres escenarios que se habían previsto, en el que existe una especie de «empantanamiento», con descenso de inversiones extranjeras, menor inversión en formación bruta de capital y bajada del turismo, pero «los efectos no se van a notar hasta dentro de un tiempo». Preguntado por la entrada en prisión de algunos políticos catalanes con los que él mantenía contacto, indicó que no le «incumbe, sino que incumbe a los jueces».

Oliu anunció asimismo que la integración con el banco inglés TSB se completará el próximo fin de semana, un proceso que «requiere mucha concentración» y del que se espera obtener unas sinergias de 160 millones y que tenga una aportación del 20 por ciento al Ebitda del grupo Sabadell.

Preguntado por una posible fusión con Bankia, otra entidad que surgió tras adquirir una caja valenciana, en ese caso Bancaja, Oliu aseguró que en este momento el Banco Sabadell no se encuentra en «modo» consolidación de ese tipo, sino que están centrados en obtener «beneficios y sostenibilidad». «La consolidación hoy nos vendría de contrapié, lo más importante es consolidar nuestro modelo de negocio».

Activos de la CAM

Sobre los activos de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), entidad alicantina que Banco Sabadell adquirió en 2011, Oliu explicó que existe un plan para desprenderse de 2.000 activos inmobiliarios al año hasta 2020, aunque la entidad está «sondeando» el mercado para analizar si sacan al mercado una cartera mayor, puesto que llevan varios trimestres de ventas de activos con plusvalías.