El Bigotes pide declarar en la F1 y ofrece «datos concretos» de Camps y Rambla

Álvaro Pérez se presta incluso para «aclarar el ánimo que pudo presidir la declaración testifical prestada el pasado seis de septiembre en el mismo juzgado por Pablo Crespo»

Álvaro Pérez se ha ofrecido para aclarar «el ánimo» que mueve las declaraciones de otros testigos. En la imagen, Álvaro Pérez junto a Pablo Crespo, detrás, Ricardo Costa y Vicente Rambla.

Álvaro Pérez se presta incluso para «aclarar el ánimo que pudo presidir la declaración testifical prestada el pasado seis de septiembre en el mismo juzgado por Pablo Crespo»

Álvaro Pérez, conocido como el Bigotes, ha vuelto a reclamar que le tomen declaración como testigo en la causa de la Fórmula 1, que se investiga en el juzgado de Instrucción 17 de Valencia, habida cuenta de que dicha pieza está «íntimamente relacionada» con el caso Gürtel de cuyas diligencias derivan otras piezas separadas por las que Pérez «o bien ya ha sido condenado como sucede en la pieza Fitur o están pendientes de enjuiciamiento a la fecha».

El Bigotes ofrece «mayor detalle a lo declarado por otros testigos que también declararon el pasado día 6 de septiembre, aportando datos concretos en cuanto a planos, diferentes reuniones a las que acudían personas relevantes, tanto del ámbito empresarial como político, personas como el señor Camps o el señor Vicente Rambla, entre otros».

La curiosa petición de Álvaro Pérez, que ya declaró como testigo en esta pieza el pasado 6 de septiembre, lo es todavía más cuando en su escrito dice que «aclarará el ánimo que pudo presidir la declaración testifical prestada también el pasado día 6 de septiembre en la sede de este juzgado por el señor Crespo Sabaris». En dicha declaración, Crespo negó que Camps estuviera al corriente de las adjudicaciones para construir el circuito de Fórmula 1 y dijo que Ricardo Costa estaba ayudando económicamente a Álvaro Pérez.

En cualquier caso, el escrito de la defensa de Pérez viene a apuntalar el recurso de apelación presentado también el 3 de octubre en el que el letrado Javier Vasallo se quejaba de que su cliente hubiera sido obligado a declarar sin estar él presente, y denunciaba que el «Bigotes» se había visto intimidado por la jueza que le recordó su obligación de responder a todas las preguntas y de decir la verdad.

A ello añadía detalles sobre la penosidad de la situación, ya que Pérez estaba en un pequeño cubículo «engrilletado» y que llegó a sentirse agobiado.

Además, en aquel escrito mencionaba el delicado estado de salud de Pérez, preso en la prisión de Nanclares, y que tardó día y medio en ser trasladado hasta Valencia, y pide que en esta ocasión el traslado sea directo.