El Consell estudia denunciar a Montoro por usar el FLA de forma electoral

Los empresarios critican que el ministro no se comprometiera a realizar ninguna inversión en la Comunitat y creen que la Generalitat tiene razón en el retraso de los pagos de las facturas

De izda. a dcha., el conseller de Economía, el presidente de Cierval, el conseller de Hacienda y Elíes Seguí
De izda. a dcha., el conseller de Economía, el presidente de Cierval, el conseller de Hacienda y Elíes Seguí

A tan solo tres días de las Elecciones Generales la tensión entre el Gobierno central y la Generalitat es máxima. La visita del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el pasado miércoles a Valencia para anunciar el pago del tan esperado Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) culpando a la Generalitat de los retrasos, cayó como un jarro de agua fría en el Consell, que está estudiando denunciar ante la Junta electoral el uso partidista de este fondo realizado por el Gobierno.

Así lo informó ayer el conseller de Hacienda, Vicent Soler, quien no podía esconder su indignación después de que su homólogo en el Ejecutivo nacional acusara a la Generalitat de no presentar las facturas «en tiempo y forma», así como el plan de ajustes, motivo por el cual el dinero ha tardado más en llegar.

Soler aseguró que las facturas de la Comunitat están presentadas desde el pasado día 10 de junio, mientras que el plazo acaba el 13. El plan de ajustes se presentó el 3 de junio, pero la Generalitat «iba cumpliendo» con lo que pedía el Ministerio pero «se iban pidiendo más cosas».

Criticó al ministro por dar «razones esperpénticas que no tienen nada que ver con la realidad» ya que, argumentó, los funcionarios que gestionan las facturas y las suben a la plataforma FACE son «los mismos» que había el año pasado, incluso con más experiencia en este trámite.

Soler realizó estas declaraciones antes de asistir a la presentación del libro «La vía valenciana» realizado por la Fundación Nexe y en el que han participado diversos expertos. El coordinador de contenidos del libro, Elíes Seguí, aseguró que muchas de las debilidades de la economía valenciana de hace 40 años, siguen estando presentes.

Por su parte, el presidente de la patronal autonómica Cierval, José Vicente González, se puso de parte de la Generalitat en toda esta guerra, al asegurar que, aunque no sabe a ciencia cierta cuando se presentaron los albaranes de pago, algo le hace pensar que el Gobierno valenciano «lleva razón».

En cuanto a su encuentro con Montoro, criticó que no se comprometiera a realizar ninguna inversión y calificó de «escándalo» que la ministra de Fomento vaya a Barcelona a decir que Cataluña «va a tener las mejores comunicaciones» mientras que aún está pendiente el proyecto para la conexión en el Puerto de Valencia.suben a la plataforma FACE son «los mismos» que había el año pasado, incluso con más experiencia en este trámite.