El Consell niega similitudes entre el plan sanitario de Madrid y el valenciano

La Razón
La RazónLa Razón

El proyecto de privatización sanitaria que ha sido paralizado en Madrid «no tiene nada que ver» con el sistema existente en la Comunitat Valenciana, donde funciona una forma de gestión indirecta del que no se prevé hacer ninguna ampliación. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, aseguró ayer que la situación de la Comunitat no es comparable con la de Madrid. «Aquí tenemos una gestión indirecta, pero la sanidad es pública, universal y gratuita». En cuanto a si el Gobierno valenciano quiere seguir ampliando este modelo, declaró que no está previsto. «De 24 Departamentos de salud, sólo cinco están en condiciones, y no tenemos proyectada ninguna ampliación».

De igual modo se pronunció el conseller de Sanidad, Manuel Llombart, quien recordó que, desde que Fabra es presidente, «no se ha privatizado ningún servicio sanitario nuevo».

Defendió el modelo de gestión indirecta valenciano y explicó que desde la primera experiencia en un Departamento de salud pública, en 1999, «el índice de satisfacción del paciente en estos centros es tan bueno como el de aquellos gestionados de manera directa».

No obstante, el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, instó a Fabra «a empezar de una vez por todas a revertir al sistema público lo que ha privatizado» en sanidad, y que en cualquier caso «ni se le ocurra ampliar» el proceso iniciado en la Comunitat Valenciana.

A su juicio, el freno a la privatización de la sanidad en Madrid lleva a la conclusión de que en la Comunitat «el PP debería empezar ya» un proceso ordenado de reversión, sin que haga falta que esperen que los socialistas lleguen al Gobierno. «Cuesta más dinero a los valencianos tener la sanidad privatizada que si fuera pública».

Por su parte, la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios del sindicato CC.OO reclamó que las concesiones administrativas vuelvan a la Conselleria de Sanidad, al tiempo que recordó que recientemente se ha conseguido detener la privatización de la radiología del Consorcio Hospital Provincial de Castellón, y se ha revertido la privatización de las resonancias magnéticas del centro.

Asimismo, la diputada de EU en Les Corts Marina Albiol criticó que la Comunitat alberga el Modelo Alzira, «inspirador de las intenciones del Gobierno de Ignacio González» para privatizar la sanidad.