El estudio molecular continuado de los cánceres de mama permite modificar tres de cada diez tratamientos de la enfermedad en un 31% de los casos

La Razón
La RazónLa Razón

La Fundación CV del Hospital Provincial y el Hospital Provincial de Castellón respaldan el proyecto de investigación de la evolución biológica del cáncer de mama dirigido por el oncólogo Eduardo Martínez de Dueñas.

En este estudio se ha examinado la evolución molecular de los tumores desarrollados por 230 pacientes, desde su fase inicial hasta su proceso de metástasis para observar si se producían cambios en los receptores hormonales del tumor y en HER2, de manera que, al conocer su evolución, se pudiera también ajustar el tratamiento que se les administraba a las pacientes y ser así mucho más eficaces en la lucha contra este cáncer.

Se trata de un estudio novedoso, ya que se ha hecho de una manera prospectiva y con la ventaja de tener ya analizados los tumores de mama originales y poderlos comparar con las metástasis que han sufrido las pacientes.

El director del proyecto resaltó al respecto que los tratamientos en cáncer de mama metastásico están basados en las características biológicas del tumor mamario, porque históricamente se había asumido que estas características biológicas no se modificaban en las metástasis correspondientes que aparecían posteriormente. Sin embargo, ahora se sabe que estos factores pueden cambiar en las metástasis y el tratamiento podría individualizares y ajustarse a las nuevas variables medidas en la metástasis, y no a las medidas originalmente en el tumor mamario.

Este análisis pormenorizado ha permitido modificar, y posiblemente mejorar, el tratamiento en un 31 por ciento de los casos.