El verano será más caluroso y lloverá menos de lo que se considera normal

La primavera ha sido más fresca de lo habitual después de un invierno muy cálido. A partir de ahora las temperaturas rondarán los 28 y 32 grados en la costa y hasta 36 en el interior

La primavera ha sido más fría de lo habitual en los municipios del litoral de la Comunitat
La primavera ha sido más fría de lo habitual en los municipios del litoral de la Comunitat

Tras un invierno más cálido de lo normal y una fresca primavera, el verano se presenta un poco más cálido y seco de lo que viene siendo habitual, según destacó ayer el delegado de la Agencia Española de Meteorología (AEMET) en la Comunitat, Jorge Tamayo, en la presentación del balance climatológico de la primavera 2016.

Durante los meses de junio, julio y agosto, no se esperan precipitaciones generalizadas, aunque sí que pueden producirse tormentas aisladas. En lo que respecta a esta noche de San Juan, la previsión es que las temperaturas se sitúen entorno a, los 28 o 29 grados, un poco por encima de los normal.

Las precipitaciones llegarán en los últimos días del mes de agosto y los primeros de septiembre, aunque no se pude predecir si se producirá la temida gota fría. Tampoco si habrá o no vientos de poniente intensos en los próximos dos meses, como los que hubo la pasada semana.

Con respecto a la situación por posibles incendios forestales, Jorge Tamayo aseguró que el verano siempre es preocupante, especialmente los días que sopla el viento de poniente «que no cesa por la noche y, por lo tanto, no permite que aumente la humedad». Al mismo tiempo manifestó que todo dependerá de la situación meteorológica, y afirmó que «será igual que otros años».

La estabilidad anticiclónica favoreció la entrada de aire cálido del sur en la primera decena del mes que dio paso al aire de poniente de los días 15 al 18, con unas temperaturas 0,8 grados superiores a la media normal en las tres primeras semanas del mes.

En cuanto a las precipitaciones, las más abundantes se dieron en las localidades del interior norte de Valencia y Castellón, mientras que en el litoral sur de Alicante, lo acumulados no alcanzó los 50. Destacan también por escasas las precipitaciones recogidas las localidades del litoral norte de Valencia, en las que no se pasó de 53 litros por medio cuadrado.