MENÚ
miércoles 19 junio 2019
14:47
Actualizado

Joan Ribó resta importancia a su imputación y el PP le pide dimitir

El alcalde de Valencia considera «una cuestión administrativa» la acusación y el PP le pide que dimita para cumplir así con su palabra

  • La Razón.
    La Razón.
Valencia.

Tiempo de lectura 2 min.

12 de junio de 2018. 20:36h

Comentada
Vicente Coll .  Valencia. 13/6/2018

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, restó ayer importancia al hecho de tener que acudir el próximo 25 de junio a los tribunales para declarar como investigado por presuntos delitos de prevaricación e impedimento del ejercicio de los derechos cívicos.

Ribó, que durante la mañana de ayer asistió a la inauguración de la Jornada sobre Compra Pública Innovadora y Consumo Responsable y a la gala del 50 Aniversario de la Universitat Politècnica de València (UPV), aseguró en ambas ocasiones estar «absolutamente tranquilo» ante la citación judicial, a la que quitó peso: «no hay imputación ni es un problema de corrupción».

También señaló que existe «un conflicto lingüístico» que hace confundir los términos «investigado» e «imputado». «Un juez imputa en un momento determinado, y este no es el caso», aclaró.

El primer edil consideró que los hechos denunciados por el grupo local del Partido Popular (al que se le negó información sobre la polémica encuesta sociológica realizada al mundo fallero en 2017 en la que se incluían preguntas relacionadas con la intención de voto y las creencias religiosas de los consultados) son «una cuestión administrativa que está resuelta» y que «no hay ningún problema» por tener que acudir al Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia. «El juez te llama para que cuentes qué pasa. Pues iremos y ya se ha acabado», zanjó.

«Un alcalde sin palabra»

Mientras tanto, desde el PP se recordó que Ribó prometió dimitir de su cargo como alcalde en el caso de que resultara investigado judicialmente. El presidente de la gestora local del partido, Luis Santamaría, consideró que «Valencia no merece tener un alcalde sin palabra».

«No te puedes fiar porque no cumple sus compromisos», continuó Santamaría, que lamentó que «la mal llamada nueva política» utilice un doble rasero respecto a los casos judicializados que afectan a otras formaciones políticas. «Ahora que se ven reflejados frente a ese mismo espejo son incapaces de actuar con la misma contundencia».

Para ejemplificar esa diferente vara de medir, además del caso de Ribó, añadió que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, exigió el pasado octubre la dimisión del exalcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, cuando simplemente estaba investigado y no imputado todavía por un juez.

«Ribó se encuentra en esa misma coyuntura», comentó Santamaría. «Habrá que observar si hay coherencia en las exigencias de esta coalición», refiriéndose al Pacto de la Nau, «para dejar un cargo público».

Últimas noticias