Los Broseta ensalzan la figura de la Reina

Su Majestad devuelve a la Fundación los 12.000 euros con los que está dotado el galardón

La Reina, tras recibir el Premio, junto al presidente y los miembros del jurado de la Fundación
La Reina, tras recibir el Premio, junto al presidente y los miembros del jurado de la Fundación

El Saló de Corts del Palau de la Generalitat fue el escenario de la entrega del XXI Premio Convivencia que concede la Fundación Broseta. Un galardón que se le otorga por su «contribución a la construcción de una sociedad más justa y solidaria, donde todos tenemos nuestro espacio», destacó el presidente del Patronato de esta Fundación, Rafael Ferrando. Políticos y el heterogéneo grupo que conforma la sociedad civil valenciana asistieron a este acto que, como excepción, culminó con un pequeño ágape.

La Reina agradeció el premio con la humildad y discreción de la que siempre ha hecho gala. «Repasar la ilustre relación de personalidades, organizaciones y movimientos ciudadanos premiados en años anteriores me produce cierto pudor», aseguró al principio de su discurso. Fuentes de la Casa Real precisaron que la Reina no empleará los 12.000 euros con los que está dotado este Premio ni en su Fundación ni en ninguna de las organizaciones con las que colabora habitualmente, sino que los devuelve a la Fundación Broseta para que los destine a ayudar a víctimas del terrorismo.

Su Majestad destacó la figura de Manuel Broseta, de quien dijo que su talante conciliador y sabiduría «lo convierten en una seña de identidad de la España democrática». Incidió en que su brutal asesinato dio paso a la Fundación Broseta que lucha diariamente por la libertad y contra el terrorismo. En este sentido, Su Majestad resaltó los logros conseguidos durante los últimos años en esta materia, de los que «el profesor Broseta se sentiría especialmente orgulloso».

También destacó la importancia de la Declaración de Valencia, suscrita en septiembre del año pasado durante la reunión Iberoamericana de ministros del Interior y Seguridad Pública, ya que sentó las bases para una mejor coordinación en la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y el tráfico de personas.

Convivir dentro de España

Tras ensalzar la importancia de la monarquía en la historia de la España democrática, tanto el ministro de Asuntos Exteriores y presidente del jurado, José Manuel García Margallo, como el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, destacaron la vocación de convivencia que identifica a la sociedad valenciana.

El ministro hizo alusión a cómo a principios del siglo XX, la sociedad valenciana buscaba su lugar desde la identidad española. Contó como Alfonso XIII pensó al oir hablar de la existencia de un himno regional que tendría reivindicaciones separatistas, y no fue así. «Para ofrecer nuevas glorias a España», recordó García Margallo. Por su parte, Fabra destacó que la Comunitat, «cada día más plural y moderna» entiende sus señas de identidad como «elemento de riqueza y diversidad». En alusión a los proyectos separatistas dijo que los valencianos «nos sentimos un pueblo solidario que contribuye a la estabilidad de España sumando y no restando».

Homenaje al profesor Broseta, asesinado por ETA

Amigos, familiares y discípulos de Manuel Broseta homenajearon ayer, cuando se cumplen 21 años de su asesinato por ETA. La Asociación de Amigos de la Fundación profesor Manuel Broseta organizó un acto frente al monolito conmemorativo instalado en el lugar donde en 1992 ETA acabó con la vida del profesor. Su hijo, Pablo Broseta, quiso recordar a todas las víctimas del terrorismo, ya que hay un millar de familias destrozadas, «en un momento en que este problema ha pasado a puestos más relegados en las preocupaciones de los españoles».