Oltra replica a Sánchez que ella duerme muy bien por la noche gobernando con Podemos

La corriente de Bloc i País pide que los posibles pactos electorales en los comicios Generales, sean votados por la militancia «que son los que hacen la campaña en la calle»

La viceportavoz del Consell puso a la Comunitat Valenciana como ejemplo de un gobierno de coalición
La viceportavoz del Consell puso a la Comunitat Valenciana como ejemplo de un gobierno de coalición

La corriente de Bloc i País pide que los posibles pactos electorales en los comicios Generales, sean votados por la militancia «que son los que hacen la campaña en la calle»

La vicepresidenta del Gobierno valenciano y coportavoz de Compromís, Mónica Oltra, abogó ayer por unir a la izquierda «no bipartidista» de cara a las próximas elecciones generales y aseguró, en relación a la afirmación de Pedro Sánchez de que «no dormiría tranquilo» si hubiera aceptado ministros de Podemos, que ella duerme «bien» como integrante de un gobierno de coalición.

En una entrevista en la cadena SER, Oltra precisó que «yo duermo bien por las noches. Hemos encontrado la forma de entendernos, de escucharnos, de transigir y de poner diferentes miradas al servicio de un proyecto común», y recordó que el Gobierno valenciano está integrado por PSPV-PSOE, Compromís, Podem y Esquerra Unida.

A su juicio, la posición de Sánchez «rema contra la historia» porque los ciudadanos «han apostado por el pluripartidismo» y «hace falta más cultura política para gestionarlo. Se habla mucho y se escucha poco en la política actual», lamentó.

Sobre la posibilidad de que se construya una alianza de fuerzas de izquierda tras el 10N, Oltra insistió en que es necesario «situarse en lo político, no en lo personal» y añadió que «si alguien tiene problemas para dormir, que tome valeriana, porque la política es acuerdo, diálogo».

Oltra insistió en la crítica hacia Pedro Sánchez como «candidato que ha fracasado en la investidura, a pesar de tener una mayoría dispuesta», y consideró que «esto al final es un rearme para los nostálgicos del bipartidismo».

Concluyó que en política «hay que escucharse, no solo hay que hablar», y darse cuenta de que siempre se puede «aprender del que piensa diferente» y de que el objetivo último de la política es mejorar la vida de las personas.

Por su parte, la corriente Bloc i País, la corriente soberanista del Bloc, pidió ayer que las decisiones sobre posibles pactos de Compromís con otros partidos para las elecciones generales del 10 de noviembre las vote en referéndum la militancia, que es la que hace la campaña en la calle.

La corriente pide que el referéndum se haga en el ámbito de toda la coalición de Compromís, y que si esto no es posible la consulta se impulse desde el Bloc y se deje participar a la militancia de Gent de Compromís, para «practicar la apertura política y organizativa con el ejemplo».