Puig dice que apartará a los imputados por corrupción pero que el caso de Gandia está en «nivel de denuncia»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

VALENCIA- El secretario general del PSPV, Ximo Puig, defendió ayer que su vicesecretario de organización, Alfred Boix, y el portavoz de la Diputación de Valencia, José Manuel Orengo, no están imputados y que el caso del edificio Innova en Gandia está simplemente en fase de denuncia.

El actual alcalde de la localidad, Arturo Torró, se querelló contra ambos por la supuesta comisión de malversación de caudales públicos, prevaricación y fraude de subvenciones públicas por la construcción del inmueble.

En este sentido, Puig aseguró que su formación política actuará «con contundencia» contra los implicados en casos de corrupción y señaló que este caso no es comparable, ya que «es un tema administrativo».

Por otra parte, el líder del principal partido de la oposición reclamó ayer que la deuda histórica que mantiene el Gobierno central con la Comunitat se incluya en la reforma del Estatuto de Autonomía. Sugirió además que el pago de dicha cantidad, que asciende a 11.000 millones de euros, se haga efectivo a través de la condonación de los intereses del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

Subrayó que ya que se quiere cambiar el Estatuto para que el Estado aumente sus inversiones en la región valenciana, se podría aprovechar para hacer todo «aquello que de verdad interesa a los valencianos», que, a su juicio, es la financiación, la inversión estatal y la deuda histórica.

«Es una buena oportunidad y tenemos que hacerlo». En este sentido, afirmó que existe un consenso generalizado entre partidos y sociedad al respecto.