Comunidad Valenciana

Puig pacta con Ferraz la candidatura de Ontinyent

Las primarias se suspenden hasta diciembre y si para entonces no hay información nueva sobre Jorge Rodríguez y su imputación, se presentará

Las primarias se suspenden hasta diciembre y si para entonces no hay información nueva sobre Jorge Rodríguez y su imputación, se presentará

Publicidad

El ex presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, imputado en el «caso Alquería», ha ganado tiempo en su empeño de mantenerse como candidato a la Alcaldía de Ontinyent.

La dirección nacional del PSOE y la del PSPV cerraron ayer un acuerdo para retrasar las primarias en la capital de la Vall d' Albaida hasta el mes de diciembre. Hasta aquí, el acuerdo podría parecer normal, pero lo sorprendente es que Ferraz se ha comprometido a que si el secreto de sumario no se ha abierto todavía o si no hay nuevos datos que confirmen que Rodríguez está vinculado a una «conducta delictiva» o «reprobable», podrá presentarse como candidato a revalidar la alcaldía de Ontinyent.

Rodríguez está suspendido de militancia de manera cautelar desde que se le imputaron delitos de malversación de caudales y prevaricación. Esta situación, según argumentó el pasado martes la Secretaría de Organización del PSOE, que dirige el valenciano José Luis Ábalos, le impide presentarse como candidato a las primarias por el PSPV.

La carta hacía referencia al reglamento de los Estatutos Federales que indica que para ser elegido en los procesos internos de votación es necesario estar «en pleno uso de los derechos orgánicos», condición que no cumplía Rodríguez precisamente porque la suspensión cautelar de militancia anula todos los derechos y solo reconoce obligaciones tales como pagar cuota.

Publicidad

La misiva llegó apenas unas horas después de que Blanqueries confirmase la candidatura de Rodríguez. La maniobra no sentó nada bien al secretario general del PSPV, Ximo Puig, quien ya advirtió de que consideraba que esta decisión no era irreversible y que seguía defendiendo que, a día, de hoy no había suficientes argumentos para impedir a Rodríguez presentar su candidatura.

Por su parte, Rodríguez mostró abiertamente su decepción y aseguró que se presentaría «sí o sí» a la Alcaldía de Ontinyent, por lo que si el PSOE no lo quería, lo haría con otro partido.

Publicidad