Rajoy recurrirá la ley del plurilingüismo si no respeta la libertad de los padres

El castellano y el valenciano son lenguas cooficiales, por lo que no aceptará «imposiciones ni discriminaciones»

El castellano y el valenciano son lenguas cooficiales, por lo que no aceptará «imposiciones ni discriminaciones» pues e.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, advirtió ayer de que el Ejecutivo central se planteará recurrir la ley de plurilingüismo de la Comunitat Valenciana si no respeta la legalidad y el derecho de los padres a elegir centro y lengua vehicular para la educación de sus hijos. «Queremos dialogar antes de recurrir, pero que nadie se llame a engaño».

Señaló que «el Gobierno estará siempre con la ley y el PP estará siempre defendiendo la libertad de los padres para elegir el centro y lengua vehicular con que educar a sus hijos». Además, añadió que no piensa aceptar «ni imposiciones ni discriminaciones» porque el castellano y el valenciano son lenguas cooficiales.

Declaró que «lo último que necesita la Comunitat Valenciana es seguir el ejemplo de división, enfrentamiento e invención de problemas que causan tantas dificultades a los catalanes. Porque eso es lo que hacen los gobiernos del cambio, gobernar poco y dividir mucho y, además, crean muchos más problemas al conjunto».

Reforma de la ley electoral

Rajoy asistió ayer a un acto de partido en Alicante, la ciudad cuya Alcaldía recuperó el PP hace tan solo diez días tras tres años de un gobierno municipal tripartito de izquierdas.

«Por fin gobierna en este Ayuntamiento el partido más votado en las últimas elecciones». El presidente del Ejecutivo central defendió que sea siempre alcalde el representante del partido más votado, y criticó con dureza, una vez más, los «pactos en los despachos» o las coaliciones de los «perdedores».

Apuntó que cada día se puede ver en ayuntamientos como Madrid, Barcelona o Valencia, los principales ejemplos de que con estas coaliciones la gestión ha ido a peor. «Ciudades más sucias y amiguismos en las contrataciones», dijo.

A poco menos de un año de los próximos comicios autonómicos y municipales, Rajoy no aludió explícitamente a la reforma de la ley electoral que el PP quiere impulsar para garantizar que gobierne siempre en los ayuntamientos la lista más votada, pero sí defendió esta máxima en su discurso.

Por su parte, la presidenta del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, aseguró a Rajoy que los populares recuperarán la Generalitat Valenciana en los comicios del año que viene.

Señaló que la ciudad alicantina representa «lo mejor» del espíritu de los habitantes de la Comunitat, en el sentido de que «no se rinde nunca». «Por eso hemos recuperado la Alcaldía y recuperaremos la Generalitat en 2019, tenedlo claro», exclamó.

«Te llamaré mucho»

El nuevo alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala, advirtió ayer a Rajoy que le va a «llamar mucho» para pedirle ayuda para la ciudad en el año que tiene por delante de mandato, y añadió que puede «llegar a ser muy, muy pesado». El alcalde popular dijo que telefoneará «a nuestros ministros», a los que demandará «una implicación absoluta con la ciudad».