Ribó ofrece el Veles e Vents a refugiados sólo durante quince días

La Razón
La RazónLa Razón

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, aseguró ayer que la adjudicación del contrato de arrendamiento y explotación edificio Veles e Vents no imposibilita su uso como centro de recepción de refugiados. No obstante, debido a este contrato, la capacidad del Ayuntamiento para disponer de este edificio se reduce a quince días.

El edil echó la culpa de que no se pudieran utilizar estas instalaciones con motivos solidarios al Gobierno central, «que no se ha esforzado precisamente en agilizar la llegada de refugiados (...) Nosotros pensábamos que era una asunto que iba a ser rápido, pero también quiero recordar que la adjudicación no implica la ocupación, que hay un tiempo por medio, y que nosotros disponemos de quince días de actuación municipal».

«Derecho a saber»

Incidió en que tienen «derecho a saber» cuándo van a llegar los refugiados, «que están en una situación muy dura y difícil, y el Gobierno estatal no está haciendo nada».

Al respecto señaló que la ciudad está dispuesta a recibirlos. «Lo dijimos en su momento y lo mantenemos, y generaremos las condiciones porque vengan.