1.500 euros por contratar a un parado

La Razón
La RazónLa Razón

A partir de ahora y durante todo 2013 contratar a una persona apuntada en las listas del INEM tendrá contraprestaciones directas. La Comunidad de Madrid aprobó ayer destinar una partida de 26 millones de euros, con la que se prevé la contatación de 20.000 desempleados, principalmente de jóvenes y mayores de 45 años, dos de los sectores más castigados por el paro.

La Consejería de Empleo dará ayudas a las empresas, entidades privadas sin ánimo de lucro y autónomos con menos de diez trabajadores que irán de 500 a 1.500 euros por contratar a desempleados. Por cada contrato indefinido a tiempo completo recibirán una subvención de 1.500 euros; si la contratación tiene una duración determinada –igual o superior a seis meses– o es en prácticas, la ayuda será de 1.000 euros; si lo que hacen los empresarios es convertir un contrato de prácticas o de duración definida por uno indefinido, la partida será de 1.500 euros.

Para jóvenes y mayores

En el caso de empresas, entidades sin ánimo de lucro y autónomos con diez trabajadores o más, la contratación en prácticas se subvencionará con un importe de 500 euros por cada año de duración, hasta un máximo de 1.000 euros. Además, se subvencionará con un importe de 1.000 euros cada contratación indefinida a tiempo parcial, siempre que la jornada sea al menos del 50% de la jornada ordinaria, y se realice con personas desempleadas de 45 años o más.

En ambos casos los trabajadores contratados deberán hallarse inscritos como desempleados o demandantes de empleo en las oficinas de Empleo de la Comunidad de Madrid.

Los requisitos para recibir estas ayudas, que son sufragadas con fondos del servicio Público de Empleo Estatal, serán tener la formalización escrita de los contratos en el modelo establecido al efecto por dicho servicio y el alta de la persona contratada en el régimen correspondiente de la Seguridad Social. Las ayudas se concederán desde la publicación en el BOCAM, que se llevará a cabo en los próximos días, y terminarán el 10 de diciembre de este año.

Según explicó la consejera de Empleo, Turismo y Cultura, Ana Isabel Mariño, este Plan de Incentivación se enmarca dentro del Plan de Empleo que firmó el pasado mes de febrero el presidente regional, Ignacio González, junto a los agentes sociales y que consta de una treintena de medidas destinadas a fomentar la contratación y la formación de los trabajadores, así como para mejorar la intermediación laboral y el desarrollo del emprendimiento en la Comunidad.

Desde febrero hasta ahora se han puesto en marcha diez de estas medidas entre las que se encuentra un programa piloto de intermediación que prioriza a los desempleados con prestación puesto en marcha en cuatro oficinas de empleo de la Comunidad. Este programa terminará en julio y en función del éxito cosechado se extenderá al resto de la región.

Otro de los programas del Plan de Empleo que ya está funcionando es el de los microcréditos para emprendedores, de hasta 25.000 euros con MicroBank de La Caixa, y de hasta 60.000 con Avalmadrid. Asimismo, la Comunidad ha firmado una serie de acuerdos con los ayuntamientos de formación y colaboración social mediante los cuales en torno a 4.500 parados continúan recibiendo su ayuda al desempleo al tiempo que realizan trabajos de carácter social con los ayuntamientos, lo que les permite aumentar su experiencia sin perder su prestación.

Otra de las ayudas para fomentar el empleo son los locales «low cost» para emprendedores, a 1,5 euros el metro cuadrado, cuyo catálogo, en el que hay 500 establecimientos, ya está elaborado. El próximo paso, el Programa de Formación Continuada para parados que se presentará la próxima semana.