MENÚ
miércoles 18 septiembre 2019
06:35
Actualizado

A cinco pasos de la nueva Gran Vía

Los perales chinos ya han ocupado su lugar. El coste total de la jardinería sobrepasa los 100.000 euros. Según los planes de obra, ya sólo quedan cinco actividades y ahora toca el turno de completar el mobiliario urbano

  • Los perales chinos ya lucen en la avenida madrileña, que también ha visto ensanchadas sus aceras / Foto: Luis Díaz
    Los perales chinos ya lucen en la avenida madrileña, que también ha visto ensanchadas sus aceras / Foto: Luis Díaz

Tiempo de lectura 4 min.

03 de noviembre de 2018. 17:15h

Comentada
J.V. Echagüe 3/11/2018

23 de noviembre. El Ayuntamiento mantiene que el mismo viernes del Black Friday –pero no de Madrid Central, que finalmente se retrasará una semana– y del encendido de las luces de Navidad, será el día en el que se estrene la nueva Gran Vía. Lo cierto es que, de momento, se sigue con el plan de obra previsto. Ya hemos visto la ampliación de varias aceras, que pasan a tener de media tres metros de ancho. También la eliminación de carriles, quedando dos por sentido más el nuevo dedicado a los ciclistas. Quedan 20 días y la gran avenida madrileña se encuentra en estos momentos de «preestreno». ¿Cuáles son las últimas y próximas novedades? Según el plan, quedan por acometer o ultimar cinco actividades, principalmente en el tramo que comprende Callao con Plaza de España.

Una de las más avanzadas es la que entraría dentro del apartado de jardinería y plantaciones. Precisamente ayer el Consistorio informó de que ya estaban plantados los primeros nuevos árboles, concretamente 89 ejemplares de la especie Pyrus Calleryana, conocidos también como perales chinos. Según la memoria del proyecto, está previsto que se planten un total de 94. No serán los únicos. En las plazas de Callao, Metrópolis y Red de San Luis estaban previstos más de 20 árboles de especies más autóctonas, como el fresno de flor, el arce de Montpellier o el llamado «árbol del amor», más propios del mediterráneo. En total, el Ayuntamiento invertirá 106.745,57 euros en jardinería, a los que habría que añadir 98.575,11 en la implantación de una nueva red de riego. Y es que se retira una red secundaria de goteo para emprender 44 nuevas conexiones a las zonas ajardinadas.

La señalización viaria y la consiguiente semaforización están próximos a finalizarse. Los semáforos ya lucen en la Gran Vía y están llamando la atención de los viandantes por su marcada forma esférica. Se situarán en todas las intersecciones y pasos de peatones, sumando en torno a las 90 unidades. Sin embargo, hay muchos más elementos: la señalización horizontal, vertical e informativa también se adecuará a este renovado escenario. Se trata de uno de los capítulos más costosos de la obra: entre la semaforización –927.965 euros– y la señalización provisional –96.000 euros– se supera el millón de euros de presupuesto.

También es inminente la implantación del nuevo mobiliario urbano: 70 papeleras, 70 aparcabicicletas, tres nuevas fuentes accesibles y 33 nuevos bancos. Sobre estos últimos, se trata de asientos de granito, pero también está previsto que más adelante, en diciembre, lleguen los nuevos bancos de madera con estructura metálica, que permiten la adición de módulos en función de las necesidades y que resultaron triunfadores de una votación on-line a través de la web Decide Madrid. En total, el coste del remodelado mobiliario urbano superará los 830.000 euros.

Por último, los dos «pasos» que nos separan de la nueva Gran Vía son los relativos a la gestión de residuos y a la seguridad y salud. En realidad, se trata de sendos informes. En el primero, valorado en más de 140.000 euros, se identificarán los residuos generados en las obras; en el segundo, con un coste superior a los 130.000 euros, se estudiarán las condiciones de bienestar de los trabajadores a lo largo del proyecto.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs