MENÚ
sábado 20 julio 2019
21:57
Actualizado

Almeida, el alcalde 215

Rodrigo Rodríguez, el primer alcalde de Madrid, y Martínez-Almeida fueron proclamados el mismo día con 800 años de diferencia

  • El nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida
    El nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida /

    Cipriano Pastrano

true

Tiempo de lectura 5 min.

17 de junio de 2019. 08:02h

Comentada
Angel del Río,  / Cronista de la Villa.  17/6/2019

Con la proclamación de José Luis Martínez-Almeida como alcalde, echó a rodar la nueva Corporación municipal, que eligió al alcalde número 215 en la historia del Ayuntamiento de Madrid. Han pasado justo 800 años desde que fue elegido, Rodrigo Rodríguez, justicia mayor, considerado como el primer alcalde en la historia de esta ciudad; después, 213 regidores, algunos de los cuales fueron repetidores, como en el caso de Ruiz Giménez, elegido en cuatro mandatos, o el de José Seco, apodado «el Breve», porque ha sido el que menos tiempo permaneció en el cargo, sólo 45 días, frente al que batió el récord de permanencia en el sillón de la alcaldía, el conde de Mayalde, nada más y nada menos que trece años de forma consecutiva.

Año de 1219, Rodrigo Rodríguez, se convierte en el primer regidor de la villa, con plenos poderes para ejercer el cargo, y coincidir con el de señor de Madrid. Hasta 1922, Fernando III no concedería a la villa otro fuero que ratificaba el anterior.

No hay constancia del tiempo que Rodrigo Rodríguez permaneció como alcalde de Madrid. Sí se sabe todo sobre el que fue el regidor más breve de la historia, El 16 de noviembre de 1854, José Seco Baldor, era nombrado alcalde de la ciudad, y pasaría a la historia como «el Breve», ya que sólo permaneció en el cargo hasta el 31 de diciembre de ese mismo año. En tan corto espacio de tiempo, puso en marcha la reorganización administrativa del Ayuntamiento e impulsó las obras del Canal de Isabel II, lo que hizo que se crearan cientos de puestos de trabajo, un bálsamo para la amplia población de parados, como consecuencia de los recientes enfrentamientos armados; además, creó un centro benéfico, en la calle de San Bernardo, para prestar asistencia a los afectados por un brote de cólera. Fue sustituido por Valentín Ferraz, tras un proceso electoral.

En la historia de los alcaldes de Madrid, hay algunos que destacan por la curiosidad de sus actos o actitudes.

En 1484, el Concejo vivía de prestado. No había casa consistorial y las reuniones municipales se celebraban en una habitación de la parroquia de San Salvador, cedida por el clero. La relaciones entre el párroco y los munícipes se fueron deteriorando, ya que estos últimos, provocaban fuertes discusiones y alborotos por discrepancias de criterios en el desarrollo de las sesiones plenarias, hasta el punto de que los clérigos se hartaron y expulsaron de la iglesia a los miembros del Concejo. Ante esta situación, el alcalde, Antonio García de la Cuadra, decidió llevarse el Ayuntamiento a su propia casa, donde permaneció hasta construirse la Casa Consistorial.

Martín González de Arce (1730), que sucedió al Marqués de Vadillo, entró en la historia de los alcaldes más honestos, de los que nunca se lucraron de su cargo, hasta el punto de morir en la indigencia, y su entierro tuvo que ser costeado por los madrileños. De él se decía en los mentideros, que «era tan pobre, que no tenía dónde caerse muerto». Y era literal. Para sufragar su inhumación, el Concejo aportó un total de 600 ducados.

El 10 de octubre de 1868, la Junta Superior Revolucionaria, nombraba alcalde de Madrid a Nicolás María Rivero. Aseguran los cronistas de la época, que el gran logro de su mandato, fueron las iniciativas para una transformación integral de Madrid. Lo pintoresco de este alcalde es que era inclusero. Pasó parte de su infancia en la Casa de Expósitos de Morón (Sevilla). De ella salió el 3 de febrero de 1814, tras ser adoptado por una nodriza que le dio su apellido y lo crió.

Caso curioso fue el de Pedro Rico, alcalde en la II República (1931). Su primer acto oficial fue firmar el acta de aceptación de la cesión de la Casa de Campo al pueblo de Madrid. Quizá lo más anecdótico de su mandato fue la convocatoria para cubrir una plaza de gato en el servicio de Archivos Municipales. Al llegar al cargo, le pusieron al tanto de que existía una plantilla compuesta por cinco gatos, dedicados a cazar, o ahuyentar, a los ratones que hacían estragos en los legajos del Archivo. Uno de los felinos había muerto y era necesario cubrir su vacante. Y así se hizo.

La historia curiosa de los alcaldes de Madrid, tiene también a los que ostentan el récord de ser los que más veces repitieron en el cargo, y en este aspecto el número 1 lo ostenta Joaquín Ruiz Jiménez, elegido por primera vez en 1912, y que repitió en tres ocasiones más: 1915, 1922 y 1931.

En cuanto a los que más tiempo permanecieron en la alcaldía de forma continuada, el «ganador» fue José Finat y Escrivá de Romaní, Conde Mayalde, trece años, desde 1952 a 1965. El segundo en permanencia fue José María Álvarez del Manzano, doce años como alcalde, de 1991 a 2003.Ganó tres elecciones de forma consecutiva y por mayoría absoluta.

La historia de la alcaldía de Madrid, marcaba un hecho histórico en 2011, cuando la ciudad, por primera vez, sentaba a una mujer en el sillón de la alcaldía. Se trataba de Ana Botella, elegida por el Pleno, tras haber presentado su renuncia Alberto Ruiz Gallardón, al haber sido nombrado ministro de Justicia. Cuatro años después (2015), otra mujer se convertía en alcaldesa, la ocupante número 214 de sillón de alcaldía, Manuela Carmena.

Y ahora, la historia continúa con la persona 215 que ocupará la alcaldía de la capital de España, José Luis Martínez-Almeida. Han pasado 800 años desde el nombramiento del primer regidor, Rodrigo Rodríguez, y de los apenas 10.000 habitantes de entonces, hasta los tres millones de la actualidad.

El perfil

Nacido en Madrid el 17 de abril de 1975, se licenció en la carrera de derecho por la Universidad Pontificia de Comillas. Ingresó por oposición en el cuerpo de abogados del estado en 2001. Accedió a la política en el año 2007, convirtiéndose en secretario del Consejo de Gobierno de la Comunidad. En 2015 fue número tres en la lista de Esperanza Aguirre en las elecciones municipales, y en 2017 fue elegido para sucederla como portavoz del grupo parlamentario popular en el Consistorio. El sábado fue proclamado alcalde.

Últimas noticias