MENÚ
martes 12 noviembre 2019
18:59
Actualizado

Archivado el caso del chat de insultos a Carmena

El juez cree que «no es una amenaza» llamar a la alcaldesa «vejestorio despreciable».

  • El juez cree que no es una amenaza, sino un exabrupto hacer comentarios del tipo: «Los comunistas tenéis los días contados» o hablar de «un rojo chillón menos»
    El juez cree que no es una amenaza, sino un exabrupto hacer comentarios del tipo: «Los comunistas tenéis los días contados» o hablar de «un rojo chillón menos»
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

22 de febrero de 2019. 00:20h

Comentada
I. Laurel .  Madrid. 22/2/2019

La Audiencia Provincial de Madrid ha archivado definitivamente la causa que seguía contra tres policías municipales de la capital por los insultos vertidos en un chat de agentes contra la alcaldesa Manuela Carmena, además de comentarios racistas.

La Sección Sexta de la Audiencia de Madrid ha tomado esta decisión en auto fechado el 11 de febrero en el que desestima los recursos interpuestos por el Ayuntamiento de Madrid y la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado contra el auto de archivo del 22 de noviembre de 2018 dictado por el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid. Contra este auto, en el que se condena en costas al Ayuntamiento y a la Red de Inmigración, no cabe recurso.

La Audiencia considera que el chat, que tenía el nombre: «diez años y turno de noche» estaba «únicamente» destinado a un grupo de policías municipales del Ayuntamiento de Madrid y tenía, en el momento de su creación, motivos «solo profesionales», con la «limitación temporal para el desempeño profesional de los policías en el turno de noche».

Señala que se vertieron los comentarios racistas «únicamente en un ámbito privado», y «con independencia del número de agentes que tenían acceso al chat, que no puede trastocar su naturaleza privada y, por ello, pueda considerarse la existencia del elemento de la publicidad», dice el texto.

En el chat se llamaba a la alcaldesa madrileña «vejestorio despreciable» y se decía que «lo que es terrible es que ella no estuviera en el despacho de Atocha cuando mataron a sus compañeros», entre otros mensajes en los que, según la denuncia, también se alababa a Hitler y el nazismo y se vejaba a los inmigrantes.

Según la resolución judicial, las expresiones que se contienen en los whatsapp remitidos por uno de los tres agentes al grupo, «no pueden considerarse como amenazantes o como amenazas veladas, de un mal que constituya delito», por lo que estima acertadas las consideraciones que se efectúan en el auto recurrido.

Fuentes del área de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento han indicado a Efe que estudiarán el auto y que ahora se reactivarán los expedientes abiertos a los tres agentes, que estaban paralizados por el procedimiento judicial.

El Ayuntamiento ha defendido que en el chat se vertían comentarios «que incitan al odio contra determinados colectivos sin que se hubiera acreditado que existiera ningún filtro para acreditar que el acceso sólo se facilitara a integrantes de la Policía».

El juez tampoco considera amenazas, sino «exabruptos» otros comentarios entre policías, como el de uno que se encontraba en Colombia de vacaciones y escribió: «Aquí tengo contactos... Por 3.000 nos los quitamos de encima. Un rojo chillón menos». O bien otro en el que se decía: «Los comunistas tenéis los días contados».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs