Ayudas exprés para casos desesperados

El Ayuntamiento crea una «hucha» de 2,5 millones para emergencias sociales. Dará los recursos en sólo cinco días

Los comedores sociales de la capital han visto cómo en los últimos años se han multiplicado los usuarios
Los comedores sociales de la capital han visto cómo en los últimos años se han multiplicado los usuarios

Un despido, un desahucio, una enfermedad familiar, un accidente... Son muchos los motivos que pueden llevar a una persona y a su familia a una situación de emergencia social. En estos casos, el Ayuntamiento de Madrid, a través del Samur Social, de las Juntas de Distrito y del Área de Familia y Servicios Sociales, tiene dos tipos de ayudas urgentes que abarcan tanto las necesidades económicas como las soluciones temporales de habitabilidad o becas escolares. Unas ayudas que, además, se concederán en un máximo de cinco días, gracias a la modificación de la ordenanza que regula las mismas y que fue aprobada en la Junta de Gobierno de esta semana.

En concreto, la primera de las ayudas está dirigida al aspecto económico primario, como el pago de un alquiler, y tienen carácter extraordinario y no periódico. La segunda está pensada para cubrir necesidades básicas de alojamiento, alimentos, alojamiento temporal para mayores, pequeñas reparaciones de vivienda habitual por situaciones sobrevenidas (por ejemplo una gotera o una bañera rota) y ayudas técnicas para adaptaciones geriátricas, como el cambio de bañera a ducha. En este grupo también se incluyen las becas de comedor, los gastos en audífonos, gafas o la escuela infantil.

Además de esta medida, el Presupuesto de 2013 incluye por primera vez la creación de un fondo para ayudas de especial necesidad con una dotación de 2,5 millones de euros. Esta «hucha» busca facilitar a las juntas de distrito la gestión de los 5 millones con los que ya cuentan para Asuntos Sociales. «Debido a la crítica situación a la que se ven abocadas cada vez más familias, a lo largo del año pasado se fueron incrementando las solicitudes de este tipo de ayudas, dejando muy poco margen de maniobra a los distritos para administrar su presupuesto», explica Carlos María Martínez Serrano, coordinador de Familia y Asuntos Sociales.

Por eso, la delegada del Área, Dolores Navarro, ideó este fondo extraordinario que permite a los distritos administrar con generosidad sus recursos ya que, en cualquier momento del año, pueden recurrir a la «hucha» para solventar las situaciones de emergencia que vayan surgiendo mes a mes «sin perjuicio de implementar más ayudas municipales», añade Martínez.

14.549 desahucios

La Comunidad de Madrid cerró 2012 con un total de 14.549 procedimientos de desalojo de viviendas, locales o fincas acordados por los juzgados de primera instancia, lo que la sitúa como la segunda región con mayor número de desahucios, según la estadística del Consejo General del Poder Judicial, por detrás de Cataluña.