MENÚ
lunes 20 mayo 2019
12:09
Actualizado

Borges, más popular que Maradona

Entre el 22 de abril y el 21 de mayo se podrá visitar en la Casa de América la exposición que recorre la vida y obra del escritor argentino.

  • La exposición cuenta con más de 300 piezas extraídas del Museo del Escritor de Madrid, entre ellas bastantes fotografías
    La exposición cuenta con más de 300 piezas extraídas del Museo del Escritor de Madrid, entre ellas bastantes fotografías

Tiempo de lectura 2 min.

20 de abril de 2016. 23:22h

Comentada
20/4/2016

ETIQUETAS

En Argentina sólo Maradona ha logrado ser más popular que Jorge Luis Borges. Claro que los goles gustan a todos, mientras que las palabras de un escritor crean opiniones con las que no siempre se está de acuerdo. Y Borges, en ese sentido, fue un autor controvertido amante de su país, opositor del peronismo, pero acusado por sus compatriotas de favorecer a los ingleses en la guerra de las Malvinas por el origen británico de su abuela paterna, Frances Anne Haslam. Ella creó en Borges el interés por la cultura, y le enseñó inglés como si fuese su lengua nativa, una virtud que facilitará que el escritor emprenda la traducción de novelas de autores que serán su inspiración. La abuela fue el desencadenante de la trayectoria de Borges y, por esto, una imagen de ella abre la exposición que recorre la vida y obra del escritor argentino que se podrá visitar en la Casa de América desde el 22 de abril hasta el 21 de mayo, un mes antes de la celebración del 30º aniversario de su muerte.

El título, «El infinito Borges», hace referencia a la amplitud de su obra, que comprende poesía, prosa, traducción, crítica... Sin embargo, aunque su trabajo es el hilo conductor de la exposición a través de las primeras ediciones de sus libros, el verdadero objetivo es realizar un retrato más personal del autor desde sus raíces familiares, pasando por su relación con otros escritores e intelectuales, hasta los distintos reconocimientos. La muestra cuenta con más de 300 piezas extraídas del Museo del Escritor de Madrid. La mayoría son inéditas, como el ejemplar de «El Aleph» que perteneció a Cortázar y firmado por él mismo; la correspondencia entre Borges y Sabato, o la edición de «Wine, water and songs», de Chesteron, que el argentino compró en 1919, a sus 20 años, en Granada.

Éste es uno de los documentos que recuerdan los dos años que Borges vivió en España, entre 1919 y 1921. Su estancia debía ser breve, sólo un paso en el camino de vuelta a Argentina después de permanecer junto a su familia en Suiza durante la Primera Guerra Mundial, pero la visita se alargó y en España Borges encontró un nuevo impulso literario a través de su amistad con el madrileño Diego de Torre y el mallorquín Jacobo Sureda. Ambos sumergirían a Borges en la poesía ultraísta y cuando éste volvió a su país mantuvo el estilo de esta vanguardia en sus primeros libros publicados, extendiendo el movimiento por Argentina. España fue uno de los gérmenes de su brillante carrera, por la que fue eternamente nominado al Nobel, un premio que no recibió a pesar de las peticiones de la hinchada albiceleste que concedió al escritor una popularidad más cercana a la de un futbolista como Maradona, de quien Borges, con ironía, dijo no haber leído nada.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas