Bronca en el congreso de CC OO

Los delegados del sindicato reciben a la delegada y a los representantes de la Patronal con abucheos

MADRID- Con abucheos y pitos recibieron ayer los delegados de Comisiones Obreras a la Delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, en el auditorio Marcelino Camacho. El sindicato celebra estos días su X Congreso y la delegada estaba entre la nómina de invitados al acto de inauguración. En la agenda estaban previstas hasta unas palabras de Cifuentes, pero este punto del día se truncó cuando –tras la proyección de un vídeo en el que la Ejecutiva de CC OO quiso hacer hincapié en todas las reivindicaciones que, especialmente a lo largo del año pasado, realizaron en las calles de toda la región– los sindicalistas comenzaron a increpar a la Delegada y el resto de autoridades invitadas. A pesar de que Cifuentes quiso intervenir, aunque tuviera que exponerse a los abucheos, la dirección de CC OO decidió, según informaron fuentes de Delegación, cancelar la participación de la representante del Gobierno en el acto. El asunto llegó a tal punto que el secretario general de CC OO Madrid quiso intervenir para agradecer a las autoridades (también acudieron la primera teniente de alcalde de Madrid, Concepción Dancausa, y el viceconsejero de Empleo de la Comunidad, Jesús Valverde, así como el representante de la patronal) que hubieran aceptado su invitación para asistir al cónclave sindical y pedir a los delegados «respeto» por los «adversarios».

Las batallas, en los despachos

Y es que, explicó el aún líder de Comisiones, las «batallas» entre el Ejecutivo y los sindicatos donde se libran de verdad es en los despachos. Así, aseguró que la presencia de Cifuentes en la reunión sindical no hacía más que ensalzar la importancia de CC OO en la sociedad madrileña con una intervención que, esta vez sí, se ganó el aplauso de sus compañeros.

Quitando hierro al asunto Cifuentes aseguró que entre la Delegación y Comisiones Obreras «ha habido y va a seguir habiendo una buena relación institucional y un máximo nivel de diálogo e interlocución».

Ésta será seguramente la última vez que López pueda defender frente a sus compañeros a la delegada del Gobierno porque durante el congreso será relevado, tras doce años como líder de la central, en la secretaría general de CC OO Madrid por Jaime Cedrún. Tras la cita el sindicato también verá mermado el tamaño de su actual Ejecutiva regional, que pasará de 25 a 17 miembros, para hacer frente a la reducción de subvenciones.