MENÚ
domingo 26 mayo 2019
04:24
Actualizado

Carmena sufre en Moratalaz el escrache que no condenó en San Isidro

La alcaldesa de Madrid se ha ofrecido a reunirse con Stop Desahucios

  • Activistas de 'Stop Desahucios' irrumpen en un acto de Carmena al grito de 'No toleramos un desahucio más/Foto: Ep
    Activistas de 'Stop Desahucios' irrumpen en un acto de Carmena al grito de 'No toleramos un desahucio más/Foto: Ep

Tiempo de lectura 2 min.

17 de mayo de 2019. 10:53h

Comentada
J. Garrido.  16/5/2019

Y lo han vuelto a hacer. Una decena de activistas de la Plataforma «Stop Desahucios» (PAH) irrumpieron ayer de forma violenta en un desayuno que la alcaldesa y candidata a la reelección por Más Madrid, Manuela Carmena, estaba teniendo con unos vecinos en el barrio de Moratalaz en el séptimo día de campaña.

Los activistas portaban un cartel de grandes dimensiones en el que se podía leer «Carmena, cómplice de los desahucios» y otros que hacían referencia a los desalojos del número 11 de la calle Argumosa, en Lavapiés. También criticaban que el año pasado se produjeran 60.000 lanzamientos en el conjunto del país al mismo tiempo que coreaban consignas como «no toleramos un desahucio más», «ni casas sin gente, ni gente sin casas» o «Botella desahuciaba, Carmena también».

Ante tal alboroto, la alcaldesa decidió acercarse a los manifestantes micrófono en mano para ofrecerles una próxima reunión y pedirles «un poquito de silencio» para continuar con su acto, porque, según dijo, «como demócratas» no se debe impedir «nunca» el poder de escucharse. Los activistas le respondieron diciendo que están «hartos de reuniones» y que «no quieren palabras, sino acciones» para evitar los desalojos.

La dirigente del Consistorio les dijo que «había escuchado sus planteamientos» y les repitió que «en la democracia me tenéis que escuchar como yo os he escuchado». Tras la negativa de los manifestantes a acabar con sus reivindicaciones, Carmena se dirigió a los vecinos para decir que «siempre» va a ver gente que no le guste su gestión municipal y resaltó «lo importante» que es no «impedir escuchar». «Nunca dispuestos en democracia a romper actos», recalcó.

Minutos antes a que tuviera lugar el evento, la actual regidora municipal había condenado en unas declaraciones a los periodistas el acoso que sufrieron el día anterior en la Pradera de San Isidro la candidata de Ciudadanos al Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, –que está en avanzado estado de gestación– y también el candidato del Partido Popular a la alcaldía, José Luis Martínez-Almeida.

Sin embargo, el dirigente del PP afeó a Carmena en unas declaraciones que no condenara el escrache de ayer y que solo lo hiciera cuando lo sufre en carnes. «No se puede acordar uno cuando le pasa a sí mismo, tienes que estar al lado de los demás cuando sufren experiencias como un escrache». Al mismo tiempo, Martínez-Almeida manifestó su «solidaridad absoluta» hacia la dirigente municipal, aunque le recriminó que no le hubiera llamado, cuestión que si realizó con Villacís. «Desde luego a mí no se ha dirigido ni me ha enviado un mensaje ni una llamada. Conmigo no ha tenido ese comportamiento», zanjó. Por su parte, Rocío Monasterio, candidata de Vox a presidir la Comunidad, condenó también el escrache a Carmena y a Villacís.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs