MENÚ
domingo 16 junio 2019
13:23
Actualizado

Cinco detenidos tras acuchillar a un hombre en Azca

El suceso se produjo frente a una discoteca de la calle Orense. La víctima está ingresada grave.

  • Efectivos de Emergencias atendieron al hombre de una puñalada
    Efectivos de Emergencias atendieron al hombre de una puñalada

Tiempo de lectura 2 min.

27 de noviembre de 2017. 00:29h

Comentada
27/11/2017

De nuevo una noche de copas en los bajos de Azca concluyó ayer con una reyerta. En este caso la víctima fue un varón de 35 años al que –por causas y en circunstancias que ahora investiga la Policía Nacional– un grupo de cinco personas agredió a la salida de una discoteca llegando a acuchillarle. El suceso se produjo minutos antes de las 4:30 horas en la puerta del pub «Kiss me», en el número 12 posterior de la calle Orense. El herido fue atendido por los sanitarios de Emergencias de una herida por arma blanca en el costado derecho. Posteriormente, tras estabilizarlo, le trasladaron al hospital de La Paz donde ingresó con pronóstico grave, informaron fuentes de Emergencias Madrid.

Agentes de la Policía Nacional de patrulla anoche en esta zona del distrito de Tetuán fueron testigos del intento de huida de los cinco agresores. Tras una pequeña persecución por los bajos de Azca, los agentes detenían a cinco hombres. Todos tienen nacionalidad española y son de etnia gitana, añadieron fuentes de la Jefatura Superior de Policía a Europa Press.

Éste no es el primer suceso de estas características que se desarrolla alrededor de la zona de copas de los bajos de Azca. En marzo de 2016 un joven dominicano era víctima de un tiroteo que le dejó herido muy grave y meses después, en julio, de nuevo otro enfrentamiento entre Trinitarios y Dominican Don’t Play (DDP) se saldó a tiros allí. En este escenario también se han producido en los últimos meses varias peleas entre miembros de bandas latinas como la que dejó el pasado enero a un miembro de los Trinitarios muerto tras recibir dos tiros frente a otro local nocturno, la Boite.

Tanto la citadas reyertas como la de ayer, se produjeron delante de las 55 cámaras que la Policía municipal encendió en marzo del año pasado para paliar el problema de inseguridad que los vecinos de Azca llevan años denunciando. La presencia de estos dispositivos (cámaras IP móviles PTZ, fijas y panorámicas dotadas de carcasas antivandálicas) ha logrado, explican los residentes de la zona, rebajar el número de incidentes de carácter violento en la zona de copas aunque no ha logrado eliminarlos totalmente. «Esto por la mañana es Manhattan y por la noche el Bronx, siguen produciéndose atracos», asegura un vecino realizando un paralelismo entre este barrio de Tetuán y Nueva York.

Últimas noticias