MENÚ
lunes 10 diciembre 2018
11:23
Actualizado

Desdoblar Arcentales para evitar el embudo en La Peineta

El Ayuntamiento ampliará los accesos por carretera al estadio del Atlético. Los vecinos de San Blas piden la conexión de las líneas 2 y 5 de Metro con la 7.

  • El estadio de La Peineta acogerá al club Atlético de Madrid a partir del verano del año que viene
    El estadio de La Peineta acogerá al club Atlético de Madrid a partir del verano del año que viene

Tiempo de lectura 4 min.

27 de octubre de 2016. 01:13h

Comentada
27/10/2016

ETIQUETAS

Será un estadio de primera división con instalaciones de Champions, pero, antes, La Peineta aún tiene que solucionar los problemas de movilidad que le convertirán en un embudo circulatorio cuando el Atlético se instale en San Blas –si todo marcha según lo previsto– en agosto de 2017 y hasta él acudan cada partido miles de aficionados. Conscientes del problema de accesos que va a tener el nuevo templo rojiblanco, el Ayuntamiento anunció el pasado mes de septiembre que en las cuentas de 2017 incluirá una partida presupuestaria para aumentar la capacidad de la Avenida de Arcentales. En concreto, según informó ayer la concejala de San Blas-Canillejas a «Madridiario», la intención del Gobierno municipal de Manuela Carmena es desdoblar esta avenida para evitar el colapso de la vía que separa Las Rosas de Canillejas.

Además, la Junta de distrito ha pedido al Área de Urbanismo la creación de una rotonda de acceso de varios carriles que estaría ubicada entre la M-40 y la plaza de Grecia, así como aumentar el número de plazas del aparcamiento de vehículos de 4.000 a 9.000 plazas. Según informa este diario, el consistorio ya se habría puesto en contacto con el Ministerio de Fomento para recuperar el proyecto de creación de una vía de servicio en la M-40, a la altura de San Blas, e incluso un nuevo acceso desde esta vía de circunvalación para evitar el colapso en los días de partido, ya que el vehículo privado es el principal medio de transporte de los 67.000 espectadores que podrá albergar el nuevo estadio. La última petición del Ayuntamiento al departamento de Fomento es la creación de una estación de cercanías en el antiguo apeadero de O’Donnell, que daría acceso al estadio mediante una nueva pasarela sobre la M-30, una infraestructura que ya sería de competencia municipal.

No son los únicos a los que tiene en vilo este problema: la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) también ha pedido al Ayuntamiento que elabore un plan de movilidad para evitar los atascos que se generen en la zona tras la mudanza del Atlético. En concreto, han pedido que se facilite el acceso al estadio en transporte público y disuadir del uso del vehículo privado. ¿Cómo? Desde la FRAVM sugieren mejoras como la conexión de las líneas 2 y 5 de Metro con la línea 7, que realiza parada en Estadio Olímpico. Las asociaciones vecinales de San Blas-Canillejas trasladarán hoy esta cuestión al delegado del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, y a la concejala del distrito en el marco de un debate que tendrá lugar a las 19 horas en el centro cultural Miguel de Cervantes, informa Ep.

Un partido del Atlético de Madrid mueve, de media, entre 10.000 y 15.000 coches, entre 3.000 y 4.000 motos y unos 200 autobuses, según datos del Ayuntamiento de 2010. Considerando un flujo parejo de espectadores y teniendo en cuenta que La Peineta cuenta con 4.800 plazas de aparcamiento y que los barrios aledaños de Las Rosas, Las Musas, San Blas y Canillejas suman, como mucho, 3.000 plazas, hoy faltarían entre 2.000 y 7.000 para absorber el tráfico previsto, según datos de la FRAVM.

Últimas noticias

Gastronomía

Pepe, el que se sube a un volcán

| Patrocinado por Endesa.