Detenidos 22 miembros del clan de narcos más activo de la Cañada Real

La Policía Nacional ha detenido a 22 personas y desarticulado el clan de "Los Emilios", que era el grupo más activo en la venta de drogas en la Cañada Real Galiana de Madrid. Según informó la Policía, en el marco de esta operación han sido requisados 21.000 euros provenientes del narcotráfico y 160 gramos de cocaína en monodosis, que estaban preparadas para su venta.

El clan de "Los Emilios"se asentaba ilegalmente en una construcción con forma de corrala, en cuyo interior había 14 viviendas, tres de ellas destinadas en exclusiva a la venta de estupefacientes.

Estas tres viviendas destinadas a la venta de droga disponían de un portón único de acceso y dos puertas traseras, donde las mujeres eran las encargadas de dispensar la droga y los varones de las labores de vigilancia.

En el interior de este ¨búnker¨ los agentes intervinieron seis pistolas, dos escopetas y numerosa munición que eran empleados para defenderse de clanes rivales. A esta operación se une la detención el pasado cinco de diciembre de 13 personas pertenecientes a un mismo grupo familiar dedicado al menudeo. Los detenidos aprovechaban esta peculiar edificación (caracterizada por tratarse de diversas viviendas que asoman a un patio central común) para establecer fuertes medidas de seguridad que permitiesen detectar la presencia policial a tiempo. Además, al dar todas las moradas al interior, se dificultaba la ubicación exacta de las viviendas destinadas a puntos de venta de droga frente a los domicilios reales de los detenidos.

Como un claro ejemplo de grupo organizado, los arrestados tenían un definido reparto de tareas. Las mujeres eran las encargadas de dispensar la droga en el interior de la corrala mientras los varones vigilaban los accesos franqueando la entrada a los compradores y provistos de armas de fuego reales, que en último término empleaban para defenderse del ataque de clanes rivales.

Las investigaciones de los agentes revelaron que las personas que accedían a su interior lo hacían con la única intención de adquirir droga, llegando a intervenirse a un sólo comprador 14 dosis en una misma venta.

Paralelamente, la investigación también reveló que los detenidos eran titulares de diversas propiedades inmobiliarias, en su mayoría fincas rústicas y urbanas en diversas comunidades autónomas y numerosos vehículos sin. Aparentemente no realizaban ninguna actividad legal que justificase sus ingresos económicos.

Los detenidos llevaban a cabo la venta de droga de forma reiterada y continuidad en el tiempo, llegando a ejercer dicha práctica delictiva en presencia de menores e incluso, sin ningún tipo de escrúpulo, emplear a los mismos para vender la sustancia.

En el registro efectuado se les intervino seis pistolas semiautomáticas en aparente buen estado de funcionamiento -pendiente de confirmación pericial-, una escopeta de repetición y de aire comprimido, numerosa munición, así como 160 gramos distribuidos en dosis para su venta y aproximadamente 21.000 euros en efectivo procedentes del tráfico de drogas.

A esta operación se une la detención el pasado cinco de diciembre de otras 13 personas pertenecientes a un mismo grupo familiar dedicado, igualmente, al menudeo de droga en la Cañada Real Galiana.

En concreto, las investigaciones de los agentes les llevaron entonces a la identificación de Pilar F.C. de 32 años, conocida como "Nano", quien ostentaba una posición importante en la venta de droga, no sólo en los alrededores de la citada cañada sino surtiendo a otros traficantes de la capital, llegando a localizarse otro punto de venta de droga en el distrito de Tetuán.

Para realizar esta actividad contaba también con la colaboración de Carmen C.V., quien guardaba el grueso de la sustancia estupefaciente y el dinero obtenido de la venta de droga. Entre los efectos intervenidos en aquella ocasión destacan 3.400 euros en efectivo, 161 gramos de cocaína, 482 gramos de heroína en roca así como básculas de precisión y diversas sustancias para adulterar la droga.