MENÚ
miércoles 17 julio 2019
23:35
Actualizado

El big bang de la izquierda en Madrid

El rechazo de IU a una confluencia con Podemos aboca a una cuarta lista de izquierdas en la Comunidad de Madrid y Valiente abandona el barco en Cibeles.

  • El big bang de la izquierda en Madrid

Tiempo de lectura 5 min.

29 de marzo de 2019. 12:15h

Comentada
Nuria Platón 27/3/2019

El próximo 26 de mayo los votantes de izquierda se van a encontrar un buen puñado de candidaturas para elegir. Desde que el pasado enero Íñigo Errejón dio la espalda a Podemos para lanzarse a los brazos del Más Madrid de Manuela Carmena, la izquierda madrileña ha entrado en un proceso de desintegración que ayer vivió su penúltima explosión. Los militantes madrileños de Izquierda Unida han rechazado acudir a las urnas junto a Podemos, como harán en las generales, y lo harán en confluencia con Anticapitalistas como Madrid en Pie. Pese a que esta decisión la ha avalado más del 60% de la militancia, el candidato al Ayuntamiento de Madrid, Mauricio Valiente, ha decidido hacer una «espantá» en el peor momento.

A día de hoy y a falta de que, a última hora de la tarde de mañana, se conozca al sustituto de Valiente para competir contra Carmena por el sillón de Cibeles, el panorama en la izquierda madrileña es harto complicado. Yendo por partes,, lo primero que hay que mirar es el Ayuntamiento de Madrid. Para los comicios municipales, los electores de izquierda podrán optar por las siguientes candidaturas mayoritarias: PSOE, Más Madrid y Madrid en Pie. De los primeros el candidato incontestable es Pepu Hernández, que se impuso gracias al apoyo del aparato socialista en las primarias celebradas a primeros de mes.

Más Madrid es la plataforma en la que Manuela Carmena ha escogido a «los mejores» mediante unas primarias en las que era prácticamente imposible competir contra la alcaldesa y su equipo. La ex jueza ya hizo una demostración de poder en octubre al lograr que los concejales de Podemos en el consistorio madrileño abandonaran las primarias de la formación para irse con ella. Pese a todo, desde la formación morada se continuó trabajando por ir a una confluencia con Más Madrid que también dinamitó la «huida» de Errejón y Pablo Iglesias renunció a presentar al ex Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Julio Rodríguez ni ninguna otra candidatura en el Ayuntamiento.

Precisamente por la renuncia de Podemos a ir a las municipales madrileñas, el sector Anticapitalista de la formación morada optó por escindirse en la región y presentar su propia lista con la concejal de Ahora Madrid Rommy Arce a la cabeza. Junto e éstos estará también Bancada Municipalista, liderada por otro edil de Ahora Madrid, Pablo Carmona, así como Izquierda Unida en una candidatura que se denominará Madrid en Pie. Mauricio Valiente era el candidato de IU para esta confluencia.

El actual tercer teniente de alcalde ya abandonó su candidatura por IU al Ayuntamiento de Madrid cuando la dirección regional rechazó incorporarse a Ahora Madrid en 2015. Valiente se presentó a las primarias con Carmena y entró en el consistorio mientras que su sustituta, Raquel López, no logró un resultado suficiente. El nuevo candidato se presentará a las primarias de Madrid en Pie junto a Arce y Carmona para elegir el cabeza de lista electoral.

En la Comunidad de Madrid, los votantes de izquierda lo tienen más complicado. Si nadie lo remedia habrá cuatro candidaturas mayoritarias: PSOE, Más Madrid, Podemos y Madrid en Pie. El ex ministro de Educación, Ángel Gabilondo, repite como cabeza de lista con los socialistas después de ser proclamado el pasado otoño sin ningún lugar a dudas. Por su parte, Más Madrid llevará a Íñigo Errejón como candidato después de acordar una pequeña confluencia con Equo que integrará a varios miembros en la lista de la plataforma.

Pese a que el ex secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, quiso llegar a un acuerdo con Errejón para una confluencia entre Más Madrid y Podemos, finalmente Pablo Iglesias impuso unas nuevas primarias y una nueva candidata para competir con su ex número dos en la región. Isabel Serra es, además, hermana de la portavoz de Podemos en la Asamblea, Clara Serra, que es la segunda en la lista de Más Madrid. Se da la circunstancia de que Isa Serra obtuvo más votos que Errejón en las respectivas primarias para ser elegidos, oficialmente, candidatos a las elecciones autonómicas.

Y junto a estas tres candidaturas, el resultado del referéndum de Izquierda Unida de ayer suma una cuarta. En Madrid en Pie estarán Anticapitalistas e IU, con Raúl Camargo y Sol Sánchez como respectivos cabezas de lista para las primarias de la formación –conviene explicar que Bancada Municipalista sólo se suma a Madrid en Pie en las elecciones municipales al Ayuntamiento de la capital–. Sin embargo, desde Anticapitalistas quisieron dejar claro ayer que no descartan en ningún momento confluir con Podemos en la Comunidad de Madrid. Y es que tal, y como aseguraron tanto Sánchez como Camargo en la presentación de la asamblea abierta de Madrid en Pie, se busca sumar a todas las formaciones y participantes posibles.

Los motivos de las distintas rupturas, sin embargo, están más que claros. Tanto Izquierda Unidad como Anticapitalistas se plantaron en las negociaciones con Más Madrid en un requisito que tanto los de Errejón como los de Carmena se negaron a asumir: la paralización de la Operación Chamartín. Ahí acabó la posibilidad de confluencia con Más Madrid mientras que con Podemos aún quedaba abierta la puerta. De hecho, el secretario general de IU Alberto Garzón y el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, sellaron un acuerdo para concurrir juntos como Unidas Podemos a las elecciones generales.

Dicho acuerdo debían ratificarlo a nivel regional para reproducir la fórmula o crear otro tipo de confluencia con más actores. En el caso de la Comunidad de Madrid, desde la formación morada se hizo una propuesta de aportar un 30% de los recursos y una serie de puestos en la lista que no gustaron a IU. Cuando trataron de mejorar la oferta –del 30 al 33% de los recursos y subir algún puesto de los ofrecidos–, Izquierda Unida convocó un referéndum para que los militantes decidieran y, a la vez, anunció el preacuerdo con Anticapitalistas para confluir en Madrid en Pie.

Según detallaron entonces, pretendían que a la nueva plataforma concurrieran formaciones «que se respetan como iguales» y con primarias abiertas, no listas preestablecidas, mientras que en la oferta de Podemos se rechazaba incorporar a más formaciones o independientes y realizar unas primarias para la lista definitiva. Es por ello que desde IU y Anticapitalistas aún confían en que la formación morada recapacite y negocie una confluencia con Madrid en Pie. Por su parte, la candidata de Podemos consideró «un error» que IU haya rechazado su oferta.

Últimas noticias