MENÚ
lunes 17 junio 2019
20:41
Actualizado

El legado de los presupuestos participativos: ejecutado el 18%

De los 845 aprobados por los vecinos en 2016, 2017 y 2018, sólo se han realizado 150. En distritos como Arganzuela se ha materializado uno. La inversión del Consistorio ha sido de 26 millones.

  • La remodelación de la Plaza de la Remonta es una reivindicación casi histórica de los vecinos de Tetuán. Foto: Gonzalo Pérez
    La remodelación de la Plaza de la Remonta es una reivindicación casi histórica de los vecinos de Tetuán. Foto: Gonzalo Pérez
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

17 de abril de 2019. 01:09h

Comentada
J.V. Echagüe Madrid. 17/4/2019

Era la herramienta que iba a devolver la voz a los vecinos, la prueba de que, por primera vez, el dinero de las arcas públicas iba a ir de verdad destinado a los necesidades de los madrileños. Tres años completos de presupuestos participativos, exactamente los mismos que ha gobernado Manuela Carmena en Cibeles, confirman con datos que las peticiones presentadas en Decide Madrid y votadas mayoritariamente por los distritos acaban en su inmensa mayoría amontonadas, sin conocerse cómo y cuándo se materializarán. Las cifras del Área de Gobierno de Participación Ciudadana revelan que en 2016, 2017 y 2018 los vecinos aprobaron un total de 845 proyectos. De éstos, el 53% se encuentra en estudio y análisis; el 14,3% está en la fase de tramitación y expediente; actualmente en ejecución hay un 12,7%; se ha considerado «técnicamente inviable» un 1,89%, y apenas el 17,75% , un total de 150, tiene la consideración de «realizado». En resumen: sólo dos de cada diez tiene posibilidades de seguir adelante.

Así, todavía «colean» proyectos que fueron aprobados hace ya tres años. En Usera, la adecuación del alcantarillado del Poblado Dirigido de Orcasitas. En San Blas, la remodelación y actualización de las instalaciones deportivas de las calle Oslo. En Villa de Vallecas, la creación de un nuevo parque en el descampado de Santa Eugenia. En Carabanchel, el aumento de papeleras en las calles... Y así, centenares de proyectos año tras año. Hay que tener en cuenta que 2016 es, a día de hoy, el año con mayor número de proyectos ejecutados: 88 de 206. En los cajones del Ayuntamiento quedan aún pendientes 255 ideas presentadas en 2017 y 322 correspondientes al año pasado.

Es cierto que estas propuestas no han sido desechadas, al menos en el plano administrativo, y que se encuentran en algunas de las fases previas a la ejecución que estipula el Consistorio. Con todo, sí que hay unas pocas que han sido clasificadas como «inviables». Una de ellas es la rehabilitación de la Plaza de la Remonta, en Tetuán, para la que se aprobó un presupuesto de 350.000 euros, y cuyo lamentable estado era ayer todavía visible. Otras que jamás verán la luz son la realización de un estudio epidemiológico, solicitado por los vecinos de Barajas para comprobar cómo les afecta la exposición al queroseno, o la iluminación del parque de El Retiro en el tramo que discurre entre Puerta de España y Puerta de Alcalá. Del mismo modo, los vecinos de Vicálvaro no disfrutarán de la «revitalización» de su Recinto Ferial, ni los de Ciudad Lineal podrán pasear por las zonas ajardinadas que habían votado mayoritariamente para sustituir a las áreas abandonadas de Pueblo Nuevo.

Por millones de euros invertidos, el saldo es igualmente decepcionante. Los vecinos decidieron que estos más de 800 proyectos iban a contar con una inversión de 257 millones de euros. Sin embargo, la ejecución total realizada por el Consistorio refleja, hasta 2018 incluido, un gasto de 25,8 millones. Es decir, apenas un 10% de lo presupuestado por los distritos.

¿Cuáles son las zonas con más presupuestos aprobados? Queda demostrado que el hecho de contar con más proyectos registrados no significa que se vayan a realizar en mayor medida. Buen ejemplo de ello es Villaverde, el distrito que más presentó con un total de 44 en estos tres años. Sin embargo, desde 2016, sus vecinos han visto materializarse sólo el 16%. Mientras, Villa de Vallecas fue la que menos proyectos tenía: 24. A pesar de eso, fue de las afortunadas, con un 25% de sus presupuestos ejecutados.

Los datos también reflejan las zonas más y menos beneficiadas. Entre estas últimas, el «top tres» estaría compuesto por Arganzuela, con sólo un proyecto ejecutado de los 29 que presentó –un 3,45%–; Hortaleza, con dos concluidos de 30 –el 6,6%– y Tetuán, con tres de 42: en torno al 7%.

Para encontrar el distrito que ha visto en más ocasiones sus propuestas convertidas en realidad, hay que desplazarse hasta Barajas: un total de 10, lo que supone cerca de un 40%. Mientras, Ciudad Lineal y Moratalaz vieron cumplidos tres de cada diez, aproximadamente.

El palacete de la calle General Ricardos lleva vacío desde principios de los años noventa. Foto: Gonzalo Pérez
- El palacete de la calle General Ricardos lleva vacío desde principios de los años noventa. Foto: Gonzalo Pérez

En números brutos, Chamartín y Moratalaz son las zonas que han contado con un mayor número de ejecuciones, 12 y 11 respectivamente. En el lado opuesto, las ya mencionadas de Arganzuela y Hortaleza fueron las que tenían el dudoso honor de contar con menos proyectos finalizados.

Un paseo virtual por estos dos últimos distritos revela cuáles son sus necesidades no cubiertas todavía por el Ayuntamiento. En Arganzuela aún se encuentran en fase de análisis la colocación de un columpio para niños con discapacidad, valorado en 12.000 euros; la mejora de los cruces peatonales en la glorieta de Santa María de la Cabeza, un proyecto que costaría 65.000 euros, y el apoyo escolar y de comedor a alumnos en situación desfavorecida, presupuestado en 12.000 euros.

Mientras, en Hortaleza esperan que se ejecuten los presupuestos para la mejora del Parque de la Cornisa, algo que los vecinos han votado hasta en cuatro ocasiones y que todavía se encuentra en fase de estudio. También están proyectados 16 columpios y toboganes en Valdebebas, por un valor de 75.000 euros. Y los árboles del Parque Felipe IV, lo que acarrearía un coste de 400.000 euros.

Un palacete en ruina para dotaciones públicas

Uno de los proyectos considerados «técnicamente inviables» por parte del Ayuntamiento fue la propuesta de transformar el palacete en ruina de la Fundación Goicoechea Isusi, en la calle General Ricardos (Carabanchel), en un espacio multicultural. Ahora, el Consistorio lo ha comprado por 2,5 millones de euros y lo destinará a una dotación pública.

Últimas noticias