MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
08:51
Actualizado
  • 1

El PP mueve ficha por el «efecto Carmena»

Martínez Almeida se propone como candidato a la alcaldía: «Sería un honor». El candidato a la Comunidad no se conocerá hasta la convención de diciembre

  • Martínez Almeida junto a la alcaldesa de Madrid durante las últimas fiestas de San Isidro / Guillermo Pimentel
    Martínez Almeida junto a la alcaldesa de Madrid durante las últimas fiestas de San Isidro / Guillermo Pimentel
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

11 de septiembre de 2018. 01:50h

Comentada
R.Ruiz.  Madrid. 11/9/2018

El «efecto Carmena» ha provocado que muevan ficha algunos de los posibles aspirantes a la alcaldía de Madrid por otros partidos dando un paso al frente, para proponerse, o bien para descolgarse. En el caso del PP, si en alguna quiniela estaba Sáenz de Santamaría, ayer la duda quedó despejada definitivamente.

Otros, como José Luis Martínez-Almeida, vieron el momento oportuno para proponerse: «Sería un honor ser el candidato del PP a la alcaldía de Madrid», dijo, a pesar de que el partido no tomará una decisión sobre el candidato a la alcaldía y la comunidad hasta finales de octubre o principios de noviembre y que el calendario de los populares parece inamovible. En concreto, puede que el nombre del candidato a la Comunidad no se haga público hasta la Convención nacional que el partido celebra los días 1 y 2 de diciembre, según las últimas informaciones que se manejan.

¿Y si finalmente Martínez-Almeida no resulta ser el «elegido» para la alcaldía? «Lo importante es recuperar Madrid no para el PP, sino para los ciudadanos», dijo ayer. La vicesecretaria de Comunicación del PP de Madrid y miembro de la dirección nacional de Pablo Casado, Isabel Díaz Ayuso, hace unos días que calificó al abogado del Estado como «un valor en alza, un político revelación al que se le empieza a conocer en Madrid de manera exponencial» y al que incluso le auguró futuro en la política nacional. «Todos los votantes del PP en Madrid me dicen que les gusta mucho como candidato a al alcaldía», dijo recientemente.

Además, se da la circunstancia de que, en los últimos meses, Martínez-Almeida ha ganado peso al pasar a formar parte de la Ejecutiva del PP con Pablo Casado al frente.

Ayer, también el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, volvió a reivindicarse, otra vez, como candidato a la Comunidad en una entrevista en Telemadrid justo en una semana clave para él en la que se celebra el debate del Estado de la Región y deberá dar cuenta de su gestión, aunque es consciente de que la última palabra la tiene Casado. Mientras, el ambiente preelectoral se anima.

Durante estos últimos días el nombre de Antonio González Terol, alcalde de Boadilla del Monte y vicesecretario Territorial del Partido Popular de Madrid, también ha sonado con fuerza como posible candidato, no sólo al Ayuntamiento, también a la Comunidad. Son muchos dentro del partido los que piensan que últimamente se ha estado postulando, algo que él mismo niega de forma rotunda, mientras que otras fuentes del PP aseguran que se trata simplemente de los «rumores» típicos de estas fechas en las que la incertidumbre hace que salten a la palestra nombres como el de González Terol que, por el hecho de haber sido nombrado vicesecretario territorial, tiene últimamente presencia en multitud de actos del partido en Madrid.

La capital es especialmente importante para cualquier partido porque «ha sido siempre un trampolín político y el anuncio de Manuela Cármena lo que ha provocado es que los diferentes partidos se resitúen. De hecho, su anuncio constata el interés que tiene por continuar, a pesar de las zancadillas que la han puesto», explica Jaime Ferri, profesor de Ciencia Política de la Universidad Complutense de Madrid.

«Si el PP ganase en Madrid en los próximos comicios municipales y autonómicos, sería un espaldarazo para Pablo Casado, que podría obtener mayores cuotas de representación en el Congreso de los Diputados», añade Ferri.

Presupuestos

Por otra parte, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, defiende esta semana su gestión en el Debate del Estado de la Región y ya tiene claro que no accederá a la petición que ha puesto sobre la mesa Ciudadanos como condición indispensable para aprobar los presupuestos del año que viene. Y es que la formación naranja exige que la Administración autonómica garantice la gratuidad de la educación de cero a tres años en las cuentas del próximo año. Garrido tiene claro que la petición es «inviable» a nivel económico y porque obligaría a construir nuevas guarderías teniendo en cuenta el «efecto llamada» que generaría.

Últimas noticias