Madrid

Ferraz da órdenes de «dejar enfriar» el caso de la reprobada Posse

El pleno de Móstoles le pide que dimita pero ella insiste en que «no he colocado a nadie a dedo, sólo he nombrado a cargos de confianza». Admite como único error «haber nombrado a mi hermana».

El pleno de Móstoles le pide que dimita pero ella insiste en que «no he colocado a nadie a dedo, sólo he nombrado a cargos de confianza». Admite como único error «haber nombrado a mi hermana».

Publicidad

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, fue reprobada ayer por el Pleno municipal por 17 votos a favor (PP, VOX, Cs, Más Madrid y Podemos) y 10 en contra de los concejales de su propio partido (PSOE) por el cúmulo de nombramientos de familiares y amigos. La alcaldesa llegó al pleno suspendida de militancia por el PSOE, pero ahora Ferraz ha dado órdenes de «dejar enfriar» el caso de la primera alcaldesa en la localidad del sur a la que la Corporación municipal le pide que dimita, según ha podido saber LA RAZÓN. La explicación tiene que ver con la máxima de que «en política, los favores se pagan» y, en concreto, con el hecho de que Noelia Posse hizo una encendida campaña en favor de Pedro Sánchez durante las Primarias del PSOE. «Eso le permitió tomar oxígeno a Sánchez porque, al fin y al cabo, Móstoles es el segundo municipio más grande de la Comunidad de Madrid», aseguraban ayer en el Ayuntamiento. A eso se une la buena relación, por todo el mundo conocida, entre Posse e Iván García Yustos, número dos en el gabinete de Sánchez y «alcalde en la sombra de Móstoles», según dicen, además de mano derecha de Rafael Simancas, ahora secretario general y portavoz sustituto primero del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados.

El Comité de Ética del partido podría tomar ahora alguna decisión en relación con el caso Posse pero «no hay plazos, puede ocurrir antes de las elecciones del 10 de noviembre o después. Se empleará el tiempo que resulte necesario para estudiar el caso», explicó una portavoz del PSOE-M.

Posse se defendió ayer en el pleno alegando que «no he cometido ninguna ilegalidad, no he colocado a nadie a dedo, he nombrado cargos de confianza, cosa que la ley ampara, como han hecho Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado en la Comunidad de Madrid». El único error que admitió fue «nombrar a mi hermana (responsable de redes sociales con un sueldo de 52.000 euros), pero la cesé y he pagado un alto precio político y personal». De paso, defendió su actitud de «rectificación frente a la soberbia» y relacionó lo que considera una «caza de brujas» hacia su persona con la situación política de campaña electoral en la que nos encontramos.

Publicidad

La salida: otro candidato

La portavoz de Podemos, Mónica Monterreal pidió que Posse diera un paso al lado porque «no nos parece bien lo ocurrido». La socia de Gobierno de la alcaldesa dejó claro que la mejor salida sería que otro candidato del PSOE ocupara la alcaldía. La formación no está dispuesta a apoyar una moción de censura liderada por la derecha y que le diera el bastón de mando porque «nos ha robado salvajemente».

Publicidad

«Que sea ministra de Empleo»

El portavoz de Vox, Israel Díaz, animó a Posse a dimitir citando literalmente declaraciones de dirigentes socialistas sobre lo ocurrido. Díaz pidió a Noelia Posse que «desposea a Móstoles de este bochorno tan tremendo. La Solución pasa por marcharse... O, si no, que Sánchez la haga ministra de Empleo, que acaba de un plumazo con el paro del PSOE».

¿Y si fuera peluquera...?

Susana García, portavoz de Más Madrid Ganar Móstoles, hasta hace poco socio de gobierno del PSOE, pidió la dimisión de la alcaldesa y apeló a la «decencia y dignidad» del PSOE para que nombrase al número dos del equipo de Posse para ocupar su puesto. García se detuvo en el caso de la contratación de la hermana de la regidora. «¿Y si hubiera sido peluquera, se hubiera creado el puesto de coordinadora de imagen y estética del Ayuntamiento? Probablemente sí».

«No le pasa por ser mujer»

El portavoz de Cs, José Antonio Luengo, cifró en un millón de euros el coste de los casos de enchufismo en el Consistorio. Hizo un repaso de los nombramientos y «cadenas de favores» que se han ido sucediendo a lo largo del último mes y medio, algunos de ellos «con agosticidad», como el de la hermana de la regidora y el cuñado, que se hicieron el mismo día: el 29 de agosto.

Publicidad

«Mírense en el espejo»

Alejandro Martín, portavoz del PSOE, tachó de «circo» el pleno. «En la acción de gobierno nadie es perfecto, pero la alcaldesa ha asumido sus errores y los ha enmendado. Estamos orgullosos de nuestro trabajo y sacamos pecho por ello». Después, arremetió contra todos los partidos, con especial dureza contra Más Madrid Ganar Móstoles sobre sus supuestos «dedazos». Acabó interpelando a todos los concejales, como si se tratase de un alegato final en un juicio: «Puestos frente al espejo, ¿van a ser ustedes los que tiren la primera piedra?».

«En el centro de la mofa»

Por último, la portavoz del PP, Mirina Cortés, se defendió con el argumento de que «el PSOE pertenece al partido con mayor número de casos de corrupción de la democracia y criticó la actitud «soberbia y desafiante» de la alcaldesa que ha puesto a Móstoles «en el centro de la mofa». Recordó a Posse que «llega al pleno suspendida de militancia».