Madrid

Historia, fervor y devoción en las fiestas de La Paloma

La fiesta patronal más esperada del verano llega este miércoles al distrito de La Latina para homenajear a la Virgen de la Paloma

Para revivir las tradiciones más representativas de la capital, llegan este verano como cada año las fiestas de La Paloma. Las calles del distrito de La Latina y Puerta de Toledo se visten de chulapos y chulapas para albergar por cuatro días a los vecinos y visitantes de las fiestas en honor a la Virgen de la Paloma.

Publicidad

Este es uno de los eventos más esperados de la temporada y la segunda más importante de la Comunidad de Madrid después de la Virgen de la Almudena.

La costumbre se remonta al año 1787 cuando, según la leyenda, se encontró un lienzo que representaba a la Virgen de la Soledad que estaba abandonado en un corralón. La pintura muestra la imagen de medio cuerpo, vestida de blanco, con un manto negro y un rosario en las manos.

Dicho lienzo fue encontrado por un grupo de niños, quienes jugaban con él en la calle de la Paloma. Al poco tiempo, Andrea Isabel Tintero, una vecina, cambió el cuadro a los niños por un par de monedas. Ella lo mandó a reestructurar y los milagros empezaron a llegar.

Entre alguno de los testimonios destacados de la población, se dice que el conde de las Torres se encomendó a ella cuando estaba al borde de la muerte tras una caída del caballo.

Publicidad

Su pierna estaba gangrenada y tenía muy pocas esperanzas de salir bien del percance, pero gracias a su fe, se recuperó de manera inexplicable.

Algo similar, le sucedió a Fernando VII, cuando aún era un niño. Se cuenta que de pequeño, enfermó de escorbuto en estado grave. Su madre, la reina María Luisa, en su impotencia, le ofreció a su hijo a la Virgen y en poco tiempo, el menor experimentó una sorprendente mejora.

Publicidad

El conjunto de estos hechos particulares, fueron suficiente motivo para el incremento de la fama de la Virgen por el barrio y toda la ciudad.

Desde entonces, todos los 15 de agosto, las calles y plazas aledañas a la iglesia de San Pedro el Real se preparan para recibir a los más fieles seguidores. Si bien, este es el día central de la festividad, todo comienza un día previo en el que se presenta la famosa «verbena».

Este recorrido, además, viene acompañado de otras actividades muy castizas como la decoración en guirnaldas, los juegos y concursos que se montan alrededor, fuegos artificiales, gastronómica y mucho más.

Del mismo modo, hay quienes sacan a lucir sus vestidos folkloricos genuinos. En estos días es común encontrarse a los chulapos o zarzajos deslumbrando en en la danza. En efecto, la música, alegría y diversión son la esencia que alimenta esta costumbre.

Por otro lado, la programación de de este año, trae invitados especiales para cada noche. Entre los visitantes de esta edición están el grupo La Frontera, Spirit Band, Guetto Brass Band, Chenoa y OBK.

Sin duda esta es una fecha que no solo rinde tributo a la Virgen de la Paloma, sino que también es el momento ideal para recordar las actividades más autenticas de la capital.

Publicidad

Cuándo: del 14 al 18 de agosto.

Dónde: distrito de La Latina y Puerta de Toledo.

Cuánto: Actividad gratuita.