MENÚ
lunes 14 octubre 2019
00:34
Actualizado

Fracaso del día del bañador opcional

Apenas dos docenas de personas acuden a la piscina municipal de Peñuelas para celebrar la jornada nudista, en la bikinis y bañadores fueron la tónica mayoritaria

  • El uso de bañador en el polideportivo de Peñuelas será opcional durante la jornada de hoy
    El uso de bañador en el polideportivo de Peñuelas será opcional durante la jornada de hoy
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

24 de julio de 2016. 22:46h

Comentada
Madrid. 24/7/2016

ETIQUETAS

«Procura estar desde primera hora para que los que vayan entrando nos vean y se animen a prescindir del bañador». Hace dos semanas, la Asociación por el Desarrollo del Naturismo en la Comunidad de Madrid (ADN) llamaba así a la participación en el «Día del bañador opcional» a través de su blog. Y, efectivamente, ayer, a eso de las 10:30 –la piscina abre a las 11:00 horas–, la gente ya esperaba a la puerta del Centro Deportivo Municipal Peñuelas (calle Arganda, 25) para disfrutar de una refrescante jornada de piscina. No obstante, parece que el éxito se debió más a los asiduos de estas instalaciones en el distrito de Arganzuela –mayormente, partidarios del uso del bañador– que a los nudistas, que apenas rondaron la dos docenas de personas. Pero, seguramente, aunque sólo hubiera sido un valiente el que se hubiera atrevido a prescindir de su bañador, el debate habría sido el mismo: ¿es el «Día sin bañador» una buena idea?

Ayer se pudieron ver estampas insólitas en esta piscina municipal del barrio de Acacias: cuerpos descubiertos tomando el sol y dándose un chapuzón junto a otros vecinos «más tradicionales» que, por pudor o por costumbre, prefirieron seguir luciendo sus bañadores. Y luego estaba el grupo de naturistas que, siempre en piña, se debieron de acercar a este enclave atraídos por el día que era y motivados por reivindicar su causa.

Hombres y mujeres, jóvenes y mayores, con o sin bañador, a favor o en contra de la propuesta, todos convivieron ayer en la piscina del Centro Deportivo Municipal Peñuelas. Eso sí, a nadie le pudo pillar por sorpresa, porque una nota informativa advertía a todos los que se acercaban de que, excepcionalmente, ese día quedaba invalidada la norma que indica el uso obligatorio del traje de baño –sin olvidar el papel de los medios de comunicación en la propagación de la noticia–.

Ismael Rodrigo, presidente de la Federación Española de Naturismo –de la que depende ADN, asociación promotora de esta iniciativa–, se mostró ayer optimista en las redes sociales, a través de las cuales compartió algo así como una «declaración de intenciones» de la organización: «Queremos que desaparezca la diferenciación entre nudistas y no nudistas, queremos que todos sean bañistas», dice el texto, entre otras cosas. Pero, precisamente, esta «mezcla» es lo que no acaba de convencer a muchos que, aunque se declararon respetuosos con la tendencia naturista, reconocieron sentirse violentados con la situación. Así lo declaraban dos de las bañistas de la piscina municipal Peñuelas, Manuela y Marina, poniendo esta última especial atención a la sensibilidad de los niños. Por contra, desde ADN insistían en su blog en la importancia de que asistieran al «Día del bañador opcional» familias naturistas al completo, «en especial con niños», quizás con la intención de normalizar el desnudo en la sociedad. «La gente no entendía ni los bikinis ni el topless, y ahora está totalmente aceptado», afirma uno de los bañistas a favor de liberarse de toda prenda a la hora de darse un baño en la piscina. David –que así se llama– declaró además: «Con los años las prendas de baño se han ido acortando y la convivencia entre los bañadores y la desnudez es el único camino».

Pero, aunque podría perecer que sí, el Centro Deportivo Municipal Peñuelas no puede colgarse el título de pionero en esta celebración, pues ADN firmó un convenio con la Comunidad de Madrid a estos efectos ya en 2002. De hecho, este mismo verano, el día 5 de junio, el Centro Deportivo Municipal Casa de Campo (Paseo Puerta del Ángel, 7), en Moncloa-Aravaca, ya permitió que los nudistas entraran a su piscina y la usaran a su manera y Javier Odriozola, director general de Deportes del Ayuntamiento, ha remarcado en varias ocasiones este hecho.

El caso es que la jornada de ayer es la que ha despertado la discusión –que no la disputa– entre partidarios y detractores de la controvertida iniciativa que lleva unos años queriendo instaurarse en Madrid y que en otras ciudades no ha cuajado en absoluto. Y todo esto, por culpa de una simple prenda de vestir: el bañador.

Últimas noticias