La solución «fantasma» de Carmena a los atascos

Tres tapones, en Avenida de América, Plaza de Castilla y la A-6, volvieron a colapsar ayer Madrid hasta las once de la mañana.. El Ayuntamiento anunció que reforzaría las medidas de gestión del tráfico por la lluvia, pero ni los agentes de Movilidad ni la Policía recibieron orden de «agilizar los horarios de entrada» como prometió

Tres tapones, en Avenida de América, Plaza de Castilla y la A-6, volvieron a colapsar ayer Madrid hasta las once de la mañana.

«9:30 horas. Plaza de Castilla y Paseo de la Castellana colapsados. Ni rastro de Policía Municipal o de agentes de Movilidad regulando el tráfico». Este es el tuit que la usuaria Pau de Twitter colgó ayer en forma de queja en esta red social. Junto al mensaje, una fotografía en la que, a vista de pájaro, podían contarse decenas de coches atrapados en la rotonda del obelisco de Calatrava. «Creo que el Ayuntamiento de Madrid no acaba de entender cómo gestionar el tráfico los días de lluvia. ¿No creéis?»; éste es el mensaje de otro usuario de esta misma red social, Ignacio García, junto al que también adjuntaba una fotografía realizada desde una de las Cuatro Torres de la Castellana.

La lluvia y varios accidentes de tráfico parece ser que estarían entre las causas de que ayer la hora punta se prolongara en la ciudad hasta pasadas las once de la mañana. Según un informe que el Área de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid encargó para conocer el alcance del atasco, se produjeron tres incidencias que hicieron que se colapsara la capital una vez más a primera hora de la mañana. Los puntos conflictivos fueron:

–Avenida de América: un accidente a las 7:40 en sentido salida cortó dos carriles del tráfico de esta vía que conecta con la A-2. El atasco llegó hasta María de Molina, Francisco Silvela, Doctor Esquerdo, Joaquín Costa, Raimundo Fernández Villaverde, Príncipe de Vergara, Velázquez, Paseo de la Castellana y José Abascal. Esta «ratonera» no se solucionó hasta las 10:40 horas.

– Tráfico en la A-6: en esta vía no se registró ningún alcance en sentido entrada, sí uno en los carriles de salida, en el kilómetro 5, a la altura de Ciudad Universitaria, que cortó el carril izquierdo. La entrada a la ciudad quedó igualmente colapsada no sólo a su paso por el Arco de la Victoria sino también en su intersección con la M-500 (carretera de Castilla) generando retenciones hasta pasadas las 10:00 horas en los ejes de Cristo Rey, Avenida Islas Filipinas, Isaac Peral, Francisco de Sales, Princesa hasta Plaza de España, Alberto Aguilera, etc.

–Plaza de Castilla. El informe del Ayuntamiento no señala ningún accidente en esta zona, sólo uno en el nudo norte de la M-40. Sí dice que «como consecuencia de los problemas circulatorios generalizadas y de las retenciones en el acceso la M-30, desde Paseo de la Castellana se bloquean los movimientos dentro de la plaza quedando totalmente obstruida». Este colapso mantuvo toda la zona norte de Madrid atascada hasta cerca de las once y media de la mañana. Paseo de la Castellana en ambos sentidos, la M-30 a su paso por Avenida de la Ilustración en ambos sentidos, la A-1, Bravo Murillo, Sinesio Delgado, Monforte de Lemos y Mateo Inurria, sufrieron este tapón sin origen identificado por los servicios de Movilidad, que sí señalaron la lluvia y el aumento propio de la hora punta de la mañana como causantes de los embudos. A estos embotellamientos excepcionales hay que unir alcances en Méndez Álvaro, Parque de las Avenidas y Avenida del Mediterráneo en esta misma franja horaria que cercaron a centenares de coches.

Y todo esto se produjo a pesar de que el Ayuntamiento había puesto en marcha un «refuerzo» en sus medidas de gestión del tráfico por la lluvia. Desde hace un tiempo, el consistorio que dirige Manuela Carmena, cuando recibe previsión de lluvia en hora punta lanza un comunicado la tarde antes en el que anuncia que «reforzará» sus efectivos de gestión y vigilancia de la circulación entre las 6:00 horas y las 12:00 horas.

Pero ¿en qué consiste este refuerzo que ayer echaban de menos –cuanto menos– los usuarios de Twitter mencionados? Según el consistorio, la Dirección de Gestión y Vigilancia de la Circulación iba a «agilizar los horarios de entrada en servicio de los dispositivos habituales de agentes de Movilidad, especialmente los que estén asignados a los cruces e intersecciones con mayor impacto en la congestión».

Sin embargo, el sindicato UGT de agentes de Movilidad negó ayer a LA RAZÓN que los agentes estén «adelantando» su horario como dice el Ayuntamiento. Según explicaron estas fuentes los cerca de 660 agentes están divididos en tres unidades (norte, centro y sur) con horarios «cerrados»: «Tendrían que avisarnos con antelación de un cambio en los horarios y no lo han hecho», sentencian. Tampoco desde Policía Municipal confirman que se hayan «agilizado los horarios de entrada en servicio» como dice la nota de Carmena. «Se pone a los agentes en preaviso para que estén más atentos y disponibles a las incidencias que se puedan producir por la lluvia», informaron fuentes municipales. «Lo que hacemos es pasarnos por los puntos “calientes” que normalmente tenemos asignados», confirman desde los sindicatos policiales. «Pero no hay refuerzo de agentes ni de horarios», señalan. Sólo desde el sindicato CSIF apunaron que en centro se pidió de forma voluntaria que se entrara antes en el turno de mañana, pero no se tenía constancia de que algun agente lo hubiera hecho. Todos los sindicatos se quejaron de la «nula» coordinación con la Policía Municipal, que prometió Carmena en 2015 después de varios atascos monumentales.

Del plan de «refuerzo» de Carmena para la lluvia sí es cierto que se colocan grúas en seis puntos de la M-30 para facilitar el desalojo urgente de vehículos. Además el Ayuntamiento se pone en contacto con la DGT para que se informe a la población de las previsiones de lluvia.

«Nula» coordinación entre Policía y Movilidad

En octubre de 2015,a los pocos meses de tomar posesión Manuela Carmena, la ciudad se vio colapsada un lunes lluvioso. Se registraron 100 kilómetros de atascos que dejaron al descubierto la nula coordinación entre la Policía Municipal y los Agentes de Movilidad (el cuerpo creado por Gallardón para regular el tráfico). Tras semejante ratonera, Carmena ordenó a la Policía Municipal regular el tráfico en las horas punta y prometió coordinación.

Sin embargo, según revelaron ayer ambos cuerpos a LA RAZÓN «no hay ninguna comunicaciónni coordinación. Seguimos actuando como siempre».

39,6 horas al año perdidas en embotellamientos

La consultora americana Inrix elabora cada año un laborioso ranking mundial de ciudades con más atascos. Hasta el pasado año, era Barcelona la urbe española que primero aparecía en el listado que encabezan Los Ángeles (con 104 horas de media por habitante «perdidas» en atascos), Moscú, Nueva York, San Francisco o Bogotá. Sin embargo, según el informe hecho público en 2017, Madrid se ha convertido este año en la primera ciudad española que aparece en la lista con 39,6 horas por madrileño al año perdidas en embotellamientos. Se da la circunstancia, de que en el anterior ranking, la capital estaba situada en la 112ª posición, mientras que ahora ha subido hasta la 80ª del mundo. Con todo, Barcelona, aunque ya no es la primera ciudad española en el ranking, también ha pasado de estar en la 187ª posición, a escalar más de 80 puestos hasta el número 124 del listado.