MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
13:41
Actualizado

Las 11 plazas abandonadas por Carmena y que ahora reclama Más Madrid

El anterior concejal de Urbanismo preguntará hoy al Ayuntamiento por una serie de remodelaciones anunciadas por la ex alcaldesa y que jamás pasaron de la fase del concurso de ideas.

  • La plaza cívica de Lucero está sumida en el abandono, mientras que la plaza de San Blas iba a revitalizarse con un mercadillo ambulante / Fotos: David Jar
    La plaza cívica de Lucero está sumida en el abandono, mientras que la plaza de San Blas iba a revitalizarse con un mercadillo ambulante / Fotos: David Jar

Tiempo de lectura 4 min.

18 de septiembre de 2019. 00:34h

Comentada
J.V. Echagüe 18/9/2019

El 15 de junio de 2017, once plazas de la capital, víctimas del abandono y la desidia, iban a gozar de una segunda juventud. El Ayuntamiento de Manuela Carmena presentó entonces un concurso de ideas para revitalizarlas dentro de su Estrategia de Regeneración Urbana. Ya en octubre, se conocieron los ganadores. Los proyectos eran prometedores. La plaza cívica de San Blas iba a contar con carriles-bici integrados en la red de la capital, más zonas verdes y espacios deportivos y de juegos. La plaza de la Remonta, en Tetuán, tendría un pavimento permeable, con zonas ajardinadas y arbolado renovados. La plaza del Encuentro, en Moratalaz, iba a gozar de una pérgola luminosa y un nuevo espacio peatonal. La plaza del Puerto de Canfranc, en Vallecas, una enorme parcela vacía, cobraría vida de nuevo gracias a la organización de mercadillos y eventos lúdicos... Más de 45.000 madrileños eligieron los planes que consideraban más ilusionantes. «Las obras podrían estar adjudicadas a finales de 2018, o principios de 2019», afirmó en noviembre de ese año el Consistorio en la Comisión de Desarrollo Urbano. Sin embargo, dos años después, todo se quedó en eso, en un puñado de buenas ideas. Las plazas siguen presentando el mismo aspecto, cuando no más deteriorado.

Hoy, José Manuel Calvo, portavoz del Grupo Municipal Más Madrid y ex responsable de Desarrollo Urbano, preguntará hoy en la Comisión de Obras y Equipamientos por la «paralización» en la reforma de estas 11 plazas. Algo que, a juicio de Calvo, supone un «recorte de la inversión en los barrios de Madrid» por parte de Obras Públicas, departamento que dirige Paloma García Romero. Sin embargo, y según aseguran fuentes consistoriales, las obras no se han paralizado porque, sencillamente, «no existían». De hecho, la única documentación encontrada al respecto es el concurso de ideas. Un concurso en el que, además, los ganadores tuvieron que esperar año y medio para cobrar los premios.

Así, de las 11 plazas, cuatro de ellas requieren previamente la tramitación de figuras que son competencia de Desarrollo Urbano, como es la gestión del suelo. En ese estado se encuentran la ya citada plaza de San Blas, la de la Duquesa de Osuna (Barajas), la de Lucero (Latina) y la de Mar de Cristal (Hortaleza).

Las otras siete plazas restantes todavía están pendientes de que los servicios técnicos del Área de Obras y Equipamientos decidan sobre su viabilidad. Serían las antes mencionadas del Puerto de Canfranc, del Encuentro y la Remonta, a las que habría que añadir las de Vaguada (Fuencarral-El Pardo), los Misterios (Ciudad Lineal), la Emperatriz (Carabanchel) y Villaverde (Villaverde). Desde el Ayuntamiento aclaran que esos siete expedientes se habían iniciado, pero la asesoría jurídica del Consistorio ha creído oportuno comenzarlos de nuevo, debido a algunas dificultades que han observado.

Entonces, ¿cuál es el futuro de las 11 plazas? La intención del actual Ejecutivo municipal era incluir los proyectos en las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) de este 2019. Sin embargo, la escasa, cuando no nula, tramitación de los mismos por parte de la anterior corporación hace que sea «imposible llegar a tiempo».

Además, hay que tener en cuenta que, pese a ser objeto de votación ciudadana, no todos los distritos se mostraron conformes con los proyectos ganadores. Ese fue el caso de Hortaleza, cuyo Pleno rechazó el ganador, bautizado como «Proyecto X: Greenfingers». Según el Grupo Socialista, muy crítico con el proyecto, la reducción del tamaño de una rotonda y la creación de una vía peatonal y ciclista podía provocar un «cuello de botella» para el resto de la circulación. No fue el único distrito que mostró su descontento por los proyectos elegidos: en Fuencarral-El Pardo y Barajas también fueron saludados con escepticismo por los vecinos. De ahí que el Área de Obras y Equipamientos esté manteniendo conversaciones con los afectados para escuchar su opinión antes de emprender ninguna remodelación.

Afecciones al tráfico

El Ayuntamiento no olvida tampoco que muchos de estos proyectos podrían tener una incidencia negativa en el tráfico. De ahí que su pretensión pase por encargar estudios sobre su impacto en la movilidad. Hay que recordar que, cuando Ahora Madrid anunció el concurso para renovar las plazas, éste, de manera implícita, incluía también la eliminación de 15 carriles: tres en la plaza de la Vaguada, otros tres en la plaza del Encuentro...

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs