MENÚ
lunes 10 diciembre 2018
05:58
Actualizado

Los 33 Tierno Galván de Madrid

El Ayuntamiento levantará en Cibeles otra estatua del «Viejo Profesor», que ya cuenta con el doble de homenajes que Cervantes

  • Estatua dedicada a Enrique Tierno Galván
    Estatua dedicada a Enrique Tierno Galván
Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

31 de enero de 2016. 02:45h

Comentada
Madrid. 31/1/2016

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado esta semana levantar una estatua de Enrique Tierno Galván. La propuesta del PSOE fue apoyada por el PP, Ahora Madrid y Ciudadanos. Con este homenaje unánime, el «Viejo Profesor» confirma su posición como el personaje histórico más reconocido y con más presencia en las calles de la capital. Cuando se erija la nueva efigie, Tierno Galván contará con un total de 33 puntos en el mapa de la ciudad en los que exista una estatua, una placa o un espacio público en su memoria. Justo en el año en el que se cumple el 30 aniversario de su muerte, la nueva estatua se instalará en la plaza de Cibeles. La propuesta inicial del PSOE planteaba que se levantara en la Plaza de la Villa. Eso implicaba, sin embargo, la necesidad de buscar una ubicación alternativa a la estatua de Álvaro de Bazán, situada frente al antiguo consistorio. El PP ofreció como alternativa Cibeles para que el héroe de Lepanto –cuyo monumento es obra de Mariano Benlliure y está protegido– no se moviera de su actual enclave en la Plaza de la Villa. Los otros tres grupos municipales aceptaron. Cuando se concrete el homenaje, Tierno Galván tendrá ya dos estatuas, tres esculturas, tres placas, una lápida, un monumento, un centro de mayores, un instituto, un parque y 21 bustos.

El reconocimiento más relevante al alcalde socialista hay que buscarlo en Arganzuela, frente al Planetario. Un parque con su nombre de 46 hectáreas cuya construcción comenzó durante su mandato en 1986, justo el año de su muerte. En su interior se encuentra la que hasta ahora era la única estatua con su imagen, promovida por la Federación Regional de Vecinos y realizada por el escultor madrileño Francisco López. Aparece representado de pie, vestido con traje y en actitud de leer uno de sus conocidos bandos, sosteniendo un papel en su mano derecha y gesticulando con el brazo izquierdo.

No es éste el único homenaje a Tierno Galván de los vecinos. En Vicálvaro –en el número 18 de la plaza de Andrés Martínez– se colocó una placa sólo ocho meses después de su muerte. Los madrileños del distrito instalaron «por suscripción popular» esta placa rectangular de bronce, con relieve en medio perfil del busto del alcalde.

En 1987, la Junta Municipal de Mediodía y la Asociación de Vecinos de Villaverde Este promovieron un homenaje al «Viejo Profesor». Tierno Galván inauguró en 1983 el Parque de la Amistad sobre unos terrenos que anteriormente habían estado ocupados por chabolas. Finalmente, optaron por instalar una lápida de bronce.

En otro parque, el de Villarrosa, situado en el distrito de Hortaleza, se encuentra otro monumento de homenaje a su figura. El parque fue inaugurado durante su etapa como alcalde, en 1983, aunque éste no pudo ver el resultado final de las obras, que en su segunda fase se prolongaron hasta 1987. Se trata, tal y como recoge la web municipal Monumenta Madrid, de una obra conmemorativa, con claras referencias postmodernas y de carácter marcadamente conceptual y arquitectónico. El monumento tiene en su pedestal cilíndrico un bajorrelieve en bronce, a modo de medalla, con la efigie del alcalde de perfil. Además, tiene grabadas palabras en caracteres falsamente griegos –Logos, Utopía y Politeia– y un olivo como símbolo de paz.

Dentro de este recorrido por los parques de la capital, también hay un pequeño rincón dedicado al alcalde en El Retiro. Es un homenaje de los libreros de la ciudad a Tierno Galván en reconocimiento por haber renovado e impulsado la Feria del Libro. Se encuentra precisamente ubicado en las inmediaciones del Paseo de Coches en el que cada año se instalan las casetas de este evento literario. Lo conforma un bloque de granito que soporta la escultura de un gran libro abierto por la mitad.

En el número 4 de la calle Calvo Asensio, en el distrito de Chamberí, puede contemplarse una placa para recordar el lugar en el que nació en 1918. En Moncloa, en el número 79 de la calle Ferraz, otra placa señala el lugar en el que residió buena parte de su vida.

El «Madrid de Tierno» cuenta con otros tres puntos destacados. También con su nombre abrieron un instituto de educación secundaria en Villaverde y un centro de mayores en Carabanchel. En el centro comercial La Vaguada, en Fuencarral, cuenta con otra escultura que rinde tributo a su memoria. Su sucesor al frente de la Alcaldía, Juan Barranco, decidió instalar bustos con su imagen en las 21 juntas de distrito de la ciudad. En total, 32 homenajes que pasarán a ser 33 con la nueva estatua en Cibeles.

Al comparar esta cifra con la de otros madrileños ilustres, Tierno Galván los supera con creces. Carlos III, «el mejor alcalde Madrid», tiene tres estatuas con su imagen: la ecuestre de bronce inaugurada en 1994 en Sol; la ubicada en el Jardín Botánico; y la instalada en los Jardines de Sabatini.

Otro personaje histórico para Madrid –que, como Tierno, celebra este año un aniversario, en este caso el cuarto centenario de su muerte– es Miguel de Cervantes. Posiblemente se trate del otro madrileño que puede compararse con Tierno Galván en lo que se refiere a los homenajes urbanos. El autor de «El Quijote» es recordado en el monumento escultórico situado en la Plaza de España; en las estatuas levantadas en la Plaza de las Cortes, en la escalinata de la Biblioteca Nacional y en el barrio de Las Rosas; a través de lápidas en su lugar de nacimiento –calle Cervantes, 2–, donde fue enterrado –Convento de las Trinitarias–, en la Academia de la Historia, en la imprenta de su obra cumbre –en la calle Atocha– y en el estudio que regentaba su maestro Juan López de Hoyos, en la calle Villa. En total, 12 monumentos, a los que hay que sumar una calle, un colegio, un instituto y un centro juvenil.

El «viejo profesor» y la memoria histórica

El Gobierno de Manuela Carmena se encuentra inmerso de lleno en su proyecto de «purgar» del callejero de la ciudad todas las vías públicas con referencias franquistas. Su delegada de Cultura, Celia Mayer, concretó en diciembre el nombre de las treinta primeras calles que serán rebautizadas. Tierno Galván, en su etapa como alcalde, ya llevó a cabo un trabajo similar al retirar el nombre de algunas calles y plazas. Sin embargo, se da la circunstancia de que el alcalde socialista decidió indultar algunas vías que ahora el PSOE y Ahora Madrid quieren suprimir. Se trata, por ejemplo, de la calle del Comandante Zorita en Tetuán. Es una de las treinta señaladas por Mayer. Sin embargo, en los años 80, un concejal del equipo de Tierno Galván tranquilizó por carta a los descendientes de Zorita. Les aseguró que no cambiarían la calle porque el motivo del homenaje era que Zorita había sido el primer piloto español en superar la barrera del sonido.

Últimas noticias