MENÚ
viernes 16 noviembre 2018
23:16
Actualizado
  • 1

Los partidos de la izquierda se fragmentan

La coalición de Ahora Madrid se ha roto, pero se prevé una reagrupación postelectoral donde impondrán sus exigencias

  • En Podemos hay voluntad de que sea el ex JEMAD, Julio Rodríguez, quién encabece su candidatura
    En Podemos hay voluntad de que sea el ex JEMAD, Julio Rodríguez, quién encabece su candidatura
true
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

11 de septiembre de 2018. 01:05h

Comentada
Angel del Río Madrid. 11/9/2018

La decisión de Manuela Carmena de presentarse a la reelección como alcaldesa en una lista de independientes, plataforma ciudadana o agrupación de electores, ha caído de forma desigual entre la izquierda madrileña. Para unos, se rompe esa fórmula de Ahora Madrid, que permitió a la izquierda radical ganar el Ayuntamiento en 2015; para otros, puede ser una estrategia para que la candidatura encabezada por Carmena pueda atraer votos de la izquierda moderada, del centro-izquierda, incluso de independientes, ya que, tras consumarse las elecciones, habrá un reagrupamiento de la izquierda (Podemos, Ganemos, Izquierda Unida, Equo, PSOE y la propia plataforma de la aspirante a la alcaldía) para seguir gobernando Madrid, con Carmena como líder de esa hipotética selección madrileña progresista.

En IU no ha caído especialmente bien que la candidata a la alcaldía, haya roto la coalición de Ahora Madrid, ya que en el ánimo de los comunistas estaba llegar a un consenso con Podemos para designar a un candidato, y ahora tendrán que abrir un proceso de primarias para que cada partido lleve su propio candidato. Esperan, que si las cosas se suceden como prevén los sondeos y Carmena necesite el apoyo de toda la izquierda para poder ser alcaldesa, llegará entonces el momento de la negociación y de las exigencias, los acuerdos que ahora no se han producido.

Respecto a Equo, les ha pillado con el paso cambiado y buscan alianzas con Podemos y Ganemos para acordar un candidato único y no desgastarse internamente en unas primarias que resultarían estériles.

Cuando Pedro Sánchez animó a Carmena a que se presentara a la reelección, ya estaba admitiendo que los socialistas tenían difícil gobernar Madrid, después de rechazar una posible candidatura unitaria de toda la izquierda. Según cuentan en Ferraz, Sánchez mantiene su tesis inicial: apoyo para que Carmena vuelva a ser alcaldesa y, a cambio, apoyo de Podemos en la Asamblea regional para que Ángel Gabilondo sea elegido presidente de la Comunidad. Tendrán los socialistas que pasar por un proceso de primarias. Parece que el candidato haría una campaña de perfil medio-bajo, con el fin de «facilitar» el triunfo de Carmena, y así hacer factible el «intercambio de cromos» entre el Ayuntamiento y la Comunidad.

Se cumplen 40 años de los primeros comicios municipales (1979) que ganó UCD, pero que la alianza de PSOE y PCE dio el Ayuntamiento a la izquierda. Pude que se repita la estrategia y que la izquierda haga un reagrupamiento post electoral, pese a las discrepancias internas que ahora existen. En ese caso, tendrían que negociar el reparto de todos los partidos en la formación del gobierno municipal, y aquí entraría en conflicto la exigencia de Carmena de tener derecho a veto, sobre los nombres de su equipo, y la necesidad de los demás partidos de colocar a algunos de los suyos.

Ante esta situación, PP y Ciudadanos trabajan con la posibilidad de que el centro derecha reconquiste Madrid.

¿El tapado?

En Podemos hay voluntad de que sea el ex JEMAD, Julio Rodríguez, quién encabece su candidatura, con una estrategia que barajan, aunque no admiten públicamente: Carmena sería el cebo para que la izquierda gane Madrid, pero la alcaldesa se retiraría entes de concluir su mandato, y sería Julio Rodríguez el candidato a sustituirla en la alcaldía.

Últimas noticias