Luces, cámara... Navidad

El Mensajero de la Navidad recorrió la calle Mayor, entre la plaza de la Villa y la plaza Mayor, para pregonar la llegada de las fiestas y encender la iluminación navideña, que estará en 21 espacios de la capital hasta el día que más esperan los niños de la casa: el 6 de enero, cuando llegan los Reyes Magos
El Mensajero de la Navidad recorrió la calle Mayor, entre la plaza de la Villa y la plaza Mayor, para pregonar la llegada de las fiestas y encender la iluminación navideña, que estará en 21 espacios de la capital hasta el día que más esperan los niños de la casa: el 6 de enero, cuando llegan los Reyes Magos

Precedido de los redobles de la Banda de Cometas y Tambores y flanqueado por el Escuadrón de la Policía Municipal de Gala, el Mensajero de la Navidad recorrió ayer la calle Mayor, entre la plaza de la Villa y la plaza Mayor, para llevar la «luz de la Navidad» a los madrileños y dar el pistoletazo de salida a la celebración de estas fiestas en la ciudad. Enarbolando la bandera de Madrid y con ropajes que recordaron a los más pequeños que, en siete semanas, llegan los Reyes Magos, el mensajero recordó que «llega el tiempo de la paz, del amor y la felicidad, de celebración familiar y de compromiso con los más necesitados».

Además, recordó que son los niños los que más disfrutarán de estas fiestas de la mano de sus mayores, que las recuerdan de su niñez. «Las luces de Navidad iluminarán el cielo de la ciudad para guiar hacia el infinito vuestros anhelos de paz y felicidad para todos los hombres y todas las naciones», afirmó, y añadió que también guiarán a los Reyes Magos en su camino tras la Estrella de Oriente.

Acto seguido, el mensajero entregó la luz a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que, tras chasquear la barra de luz al mismo tiempo que los 300 Voluntarios de Madrid que acudieron a dar la bienvenida a la Navidad, recibió con un aplauso la iluminación de las burbujas que coronan la Plaza Mayor y los puestos del mercadillo que, hasta ese momento, permanecían a oscuras.

Junto con este espacio, otra veintena de rincones de la capital se iluminaron ayer con el objetivo de embellecer la ciudad, apoyar e incentivar la actividad comercial y fomentar el turismo con el fin de estimular el consumo y generar empleo. Además, este año gracias a que el 100% de las luces tienen tecnología led, los madrileños se ahorrarán un 16% en su coste. A ello han contribuido a su vez los patrocinios de cinco abetos iluminados, situados en la Puerta del Sol –patrocinado por Loterías–, en la plaza de San Juan de la Cruz –patrocinado por Mutua Madrileña–, en la plaza de Colón, en la de España y en Atocha –patrocinados por Tous– y en la calle Montera junto a la Gran Vía –patrocinado por Vodafone–

La ciudad brillará de nuevo con las luces creadas por modistos, arquitectos y diseñadores gráficos españoles como Purificación García, Teresa Sapey o Roberto Turégano, así como por las tradicionales cadenetas y cerezos en flor que iluminarán árboles y puntos de luz como las juntas de distrito, la Ciudad de los Niños en Conde Duque o la glorieta de Carlos V. A ellos se sumará este años la iluminación especial con la que contará el Palacio de Cibeles, diseñada por la artista Paloma Peláez, licenciada y doctora por la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid.

Sólo pasa en Navidad

La bienvenida a la Navidad concluyó con la actuación de la cantante Rosa López, que interpretó el villancico «Noche de Paz». A continuación una coral interpretó varias canciones navideñas tradicionales. De hecho, aunque todavía no se ha presentado la agenda cultural de las fiestas, la alcaldesa presentó ayer la campaña con la que se espera atraer a vecinos y turistas a los espacios iluminados con el lema «sólo pasa en Navidad».

Asimismo, el Circo Price ya ha avanzado su programación navideña, en la que actuarán más de 30 artistas de primera fila. «Navidades en el Price» contará la historia de Blanca, una niña que vivirá la llegada de un circo a la ciudad. Junto a sus amigos escapará para descubrir las maravillas bajo la carpa hasta convertirse en una más de la gran familia del circo y mostrar los secretos de las acrobacias en un columpio, los malabares más espectaculares y la danza aérea sobre una cinta.

Del mismo modo, en el Teatro de la Casa de Campo ya han programado para los días 13, 14 y 15 de diciembre varios conciertos dedicados a Schubert y Beethoven. La Orquesta Halfter, formada por antiguos alumnos del Conservatorioa Profesional de Música Rodolfo Halfter de Móstoles, deleitarán a los espectadores con la Sinfonía nº 9 «Inacabada» de Schubert, la Sinfonía nº 1 Op. 21 de Beethoven y un Vals de Pablo J. Berlanga.