MENÚ
viernes 19 julio 2019
00:32
Actualizado

Madrid Central y la lluvia dejan la peor Semana Santa desde la crisis

El balance económico de estos días festivos en el Centro es el de una reducción en los comercios del 30%

  • La procesión del Santísimo Cristo de Alabarderos desafió a la lluvia el Viernes Santo / Efe
    La procesión del Santísimo Cristo de Alabarderos desafió a la lluvia el Viernes Santo / Efe

Tiempo de lectura 2 min.

23 de abril de 2019. 04:14h

Comentada
I. Laurel.  23/4/2019

La plataforma de Afectados por Madrid Central hizo público ayer el balance económico de esta Semana Santa en la zona centro de la capital. Tras la implantación definitiva del nuevo Área de Prioridad Restringida, y una vez puesta en marcha la imposición de sanciones económicas –multas–, a lo que se ha unido el mal tiempo, el resultado es negativo.

Así lo manifiesta esta plataforma, Madrid Sostenible, que ha evaluado en un 30% el retroceso económico en el ocio de la zona y de un 20% en cuanto al sector del comercio y la restauración. Según afirman en su informe «Madrid Central y la lluvia han destrozado la Semana Santa».

Uno de los aspectos que destacan es la baja ocupación registrada en el sector de los aparcamientos, que han apuntado durante este periodo festivo una ocupación del 50% de su capacidad. A lo que unen la «escasísima afluencia de público en toda el área perimetral», lo que ha llevado al «cierre generalizado de los comercios, como consecuencia de la escasa actividad económica en el centro histórico».

«Imagen hostil» de la ciudad

«La Semana Santa de Madrid de 2019 ha sido la peor desde los difíciles años de la crisis», destacan en el informe, y culpan de ello al efecto que ha tenido la implantación de Madrid Central que «ha terminado por proyectar una imagen antipática y hostil hacia los visitantes». Destacan que la continua información tanto en los letreros de la M-30 como en el perímetro de la APR sobre prohibiciones y restricciones, ha disuadido a muchos visitantes de acercarse al centro histórico, «punto de destino preferido para muchas familias y grupos de amigos».

La afluencia de turismo, tanto de madrileños, como de otras regiones, venía registrando un incremento constante, animada por las procesiones y la oferta cultural y de ocio. «Madrid se había convertido en uno de los principales destinos turísticos para la Semana Santa», tendencia que se ha interrumpido, pone de manifiesto el balance publicado.

Para Madrid Sostenible, el mal funcionamiento que ha registrado esta Semana Santa «no hace sino agudizar la preocupación y el malestar entre las pymes del distrito Centro», lo que les lleva a la necesidad de realizar «un nuevo estudio sobre el impacto económico de Madrid Central», esta vez a partir de los datos de las declaraciones del IVA, lo que según la plataforma «permitirá contar con las cifras definitivas sobre el impacto real» en las pymes y la actividad económica que ha tenido la implantación de la nueva APR.

Últimas noticias