MENÚ
lunes 11 noviembre 2019
04:08
Actualizado

Madrid exigirá titulación a los monitores de gimnasio

Ciudadanos impulsa en la Asamblea una ley para regular las profesiones deportivas y acabar con el 40% de intrusismo en el sector. Cuenta con el respaldo a priori de todos los grupos

  • Monitores, entrenadores y profesores de gimnasia deberán contar con la cualificación adecuada para su puesto de trabajo. En la imagen, el centro deportivo de la Plaza de la Luna
    Monitores, entrenadores y profesores de gimnasia deberán contar con la cualificación adecuada para su puesto de trabajo. En la imagen, el centro deportivo de la Plaza de la Luna
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

18 de enero de 2016. 02:06h

Comentada
Madrid. 18/1/2016

Uno de los propósitos de Año Nuevo más comunes es apuntarse al gimnasio para recuperar la figura en la que han hecho estragos las copiosas comidas navideñas. Sin embargo, casi un 40% de los profesionales deportivos no tienen la cualificación adecuada, con el consiguiente riesgo de que prescriban actividades físicas que no sean compatibles con el estado de salud de quien los practica y le provoquen lesiones. Para evitar que la práctica de un simple entrenamiento de running se convierta en una pesadilla que acabe en el quirófano de Traumatología, el grupo parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid lleva este jueves al pleno una ley para ordenar las profesiones del deporte que, de inicio, cuenta con el beneplácito de todos los partidos presentes en el hemiciclo vallecano.

El diputado de Ciudadanos Roberto Núñez, impulsor del primer consenso legislativo de 2016, explica que no es nada nuevo, ya que hay un reglamento europeo que ya aprobó el Congreso de los Diputados en 2011 pero que sólo han desarrollado algunas comunidades autónomas. «El objetivo fundamental es garantizar la salud y los beneficios sociales del deporte», señala, y detalla que el alto nivel de intrusismo no significa que no estén capacitados, «pero con la salud y la seguridad en juego es un problema no tener la titulación adecuada». «Cada año se graduan un millar de alumnos de Ciencias del Deporte y su valía debe revertir en la sociedad, porque el 50% de los madrileños practica deporte», añade.

Además, la normativa quiere regular también la transparencia de los profesionales del deporte y evitar la publicidad engañosa, por ejemplo, en el caso de entrenamientos «milagrosos» que no tienen base científica ni técnica. Por este motivo, el artículo 3 del texto jurídico que se leerá el jueves en la Asamblea incluye los derechos de los consumidores de actividades deportivas –que deberán exponerse en todos los centros para la práctica del deporte–, entre los que se encuentran que tengan información suficiente y comprensible de su ejercicio.

Hay que tener en cuenta que de los trabajadores deportivos casi un 70% son empleados públicos –monitores de educación física, directores de polideportivos, etc–, por lo que esta ley modificará también los requisitos de las oposiciones públicas, para dar más garantías a los usuarios. Por ello, en la Proposición de Ley por la que se ordena el ejercicio de las profesiones del deporte en la Comunidad de Madrid, Núñez organiza las especialidades de Monitor deportivo, Entrenador deportivo, Preparador físico, Director deportivo y Profesor de Educación Física; cada una de ellas con varias especialidades en función de las actividades que realicen. La ley distingue así a los monitores de actividades de mantenimiento físico en grupo de los que hacen de guías en actividades físicas recreativas, entre otras cuestiones. Igualmente, define qué cualificación deben tener los profesionales de cada especialidad, que parten desde el título de Técnico Deportivo en la actividad correspondiente a Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas (TAFAD) y graduados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (INEF).

«Esto no significa que vayamos a mandar al desempleo a los profesionales deportivos, porque se ha incluido una disposición de derecho transitorio que da cinco años para aplicar la ley tiempo más que suficiente para que saquen el título que necesitan», aclara el diputado de Ciudadanos, que asegura que no se trata de una ley «agresiva», sino que lo que se busca es hacer «pedagogía» para que usuarios y trabajadores tomen conciencia de que deben exigir y tener la formación adecuada para la práctica deportiva. «Por eso no hemos incluido un régimen de sanciones en la ley y será la Dirección General de Deportes del Gobierno regional la encargada de establecer un reglamento para la aplicación de la nueva norma», añade, e insiste en que el objetivo no es castigar la falta de titulación sino incidir en la importancia de tenerla.

Con una tramitación prevista de unos seis meses entre el debate y la presentación de enmiendas, Núñez confía en lograr un consenso rápido con PP, PSOE y Podemos, que mostraron su beneplácito a la norma en el pasado Pleno del 20 de diciembre. De hecho, el ex presidente popular de Extremadura José Antonio Monago ya aprobó una regulación similar la pasada legislatura y tanto los socialistas como Podemos llevaban el ordenamiento de las profesiones deportivas en su programa. «Es una reclamación histórica de los profesionales deportivos», recuerda.

Últimas noticias