Moda y mucho más

Tras varias experiencias con la creación de cuatro «pop up stores» (tiendas efímeras) y una intensa búsqueda por ofrecer una nueva forma de disfrutar la moda, el arte y la decoración, Ana Marian abrió, en noviembre del pasado año, este original espacio. En él podemos descubrir los diseños de jóvenes creadores como Moisés Nieto, Fernando Claro o Maryluis, además de las preciosas piezas diseñadas por la propia Ana bajo la marca Coccole Vintage. «Es un espacio lleno de magia», confiesa su dueña, quien explica así el origen del nombre: «Coccole es una palabra italiana que significa mimos, cariño». Y es que no parece existir mejor forma de bautizar este espacio, en el que cada detalle, cada firma que se presenta o cada diseñador con el que se trabaja se trata con el mayor de los mimos. En cuanto a moda, aquí encontramos camisetas básicas, vestidos de cóctel o turbantes y diademas preciosistas y casi joyas. También se vende ropita para mascotas, pero también botellas de exquisitos vinos. Es, al fin y al cabo, un lugar en el que todo tipo de objetos de moda, arte y decoración conviven de forma organizada y atractiva. Quien busque piezas de bisutería o auténticas joyas vintage, también las encontrará, probablemente sobre un mueble antiguo, de origen industrial. Además aquí se realizan, dos veces al mes, talleres de belleza con la marca americana Mary Key, catas de vino una vez al mes y conciertos cada tres meses. Una agenda original, como se ve, la de este multiespacio que es mucho más que una tienda. ¿El cliente ideal? «Cualquiera que tenga una edad entre los 15 y los 50 años, con nivel adquisitivo medio-alto y a quien le guste la moda presentada en un ambiente diferente», explica su creadora. Los precios, también para todos los gustos: desde los 45 euros de media de una de las camisetas de Maryluis, a los 70E de las piezas Coccole Vintage o los 160 euros de las creaciones de Moisés Nieto.