MENÚ
domingo 20 octubre 2019
04:49
Actualizado

¿Por qué ahora los exámenes de conducir serán más fáciles?

La DGTráfico ya permite utilizar sistemas avanzados de ayuda a la conducción (ADAS) en la realización del examen práctico.

  • Imagen de archivo de coches de autoescuela
    Imagen de archivo de coches de autoescuela /

    J. Fdez-Largo

Tiempo de lectura 4 min.

17 de septiembre de 2019. 20:43h

Comentada
Kiara Hurtado.  17/9/2019

Sacarse el carnet de conducir será más sencillo después de que este lunes haya entrado en vigencia la norma que autoriza a los coches con sistemas avanzados de ayuda a la conducción (ADAS) como vehículos autorizados para las pruebas de conducción. Según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT), esta nueva instrucción es una opción adicional que se añade a la lista de requisitos que se tiene normalmente y no cambia en nada los criterios de calificación a la hora de la evaluación práctica.

El aspirante debe ser capaz de circular por las vías públicas con la necesaria seguridad, ya sea que opte por dar el examen con un vehículo con o sin sistema de ayuda. Los examinadores podrán solicitar al aspirante que localice alguno de estos sistemas, así como también tendrán la autoridad de pedir que se desactive en cualquier momento alguno de los sistemas de ayuda para la calificación.En cualquier caso, estos son los ADAS permitidos para las pruebas:

- Star-Stop: Sistema de arranque del automóvil que apaga el motor cuando ante un semáforo en rojo o ante un atasco y lo vuelve a encender cuando se pisa el embrague.

- Sistema de ayuda de salida en pendiente: Conocido como Hill Holder. Este dispositivo cuenta con un sensor que detecta el ángulo de inclinación en el que se encuentra el coche, impidiendo que el automóvil se vaya hacia atrás al levantar el pie de freno.

- Activación automática de alumbrado y limpiaparabrisas: Ambos sistemas se activan cuando un sensor detecta una disminución de la visibilidad o presencia de lluvia suficientemente significativa.

- AEB, Frenado de emergencia urbano e interurbano: En caso de despiste del conductor y riesgo de colisión por alcance, el sistema es capaz de detectar un peligro inminente y actuar de dos formas: avisando al conductor o tomando el control del vehículo para detenerlo y realizar una frenada de emergencia.

- RCTA. Alerta de tráfico cruzado: El sistema diseñado para advertir sobre los vehículos que se aproximan a la parte trasera del coche desde el lateral cuando la transmisión está en reversa. Cuando detecta un vehículo aproximándose se emitirá un aviso sonoro y/o visual.

- Cámara de marcha atrás, cámara 360º y/o sensores de aparcamiento: Estos sistemas no deben confundirse con el sistema de ayuda de estacionamiento total, que no está permitido.

- Sistema de detección de fatiga: Es la alerta hacia el conductor en situaciones en las que se detecta una pérdida de la concentración al volante, ya sea por fatiga o sueño, para así evitar accidentes.

- EBD Aviso de frenada de emergencia: Ayuda a los conductores a detectar cuándo el vehículo que circula por delante está realizando una frenada de emergencia.

La DGT recalca que todos estos sistemas pueden ir equipados en los vehículos, pero durante el examen, se deberán desactivar aquellos vehículos que lo incorporen: el control adaptativo de la velocidad, conocido como ISA; el sistema de aviso y/o corrección de cambio involuntario de carril y el de estacionamiento total, aunque si se permitirá la cámara de marcha atrás, cámara 360º y/o sensores de aparcamiento.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs