MENÚ
jueves 22 agosto 2019
23:59
Actualizado

¿Radón en los Juzgados de Colmenar Viejo?

La Comunidad de Madrid ha iniciado mediciones en el edificio tras el hallazgo de granito en un cuarto cerrado. Los funcionarios están preocupados por el elevado número de casos de cáncer

  • Los juzgados de Colmenar Viejo
    Los juzgados de Colmenar Viejo /

    Antonio Sanz

Tiempo de lectura 4 min.

19 de julio de 2019. 17:00h

Comentada
Belén V. Conquero 18/7/2019

“Hace dos años que me detectaron cáncer de mama. He estado once meses de baja”, explica a LA RAZÓN Carmen, funcionaria de los juzgados de Colmenar Viejo. Desde que descubrieron, la semana pasada, el granito que había en un cuarto al que nadie entraba desde hace 15 años, tanto ella, como sus compañeros, no dejan de comentarlo. “En mi juzgado, el número tres, de las diez personas que trabajamos en él, cinco hemos tenido cáncer”. No saben si el gas radón que puede desprender este material es el responsable de la enfermedad, pero, “de las más de 70 personas que trabajan en este edificio, 13 han tenido algún tipo de cáncer y dos han fallecido”, describe Carmen. Los casos que se han dado son de diferentes tipos: mama, pulmón, ovario, cerebral y linfoma.

Por esto, Comisiones Obreras (CC OO) ha enviado una carta a la Consejería de Justicia por la preocupación que existen entre los funcionarios tras el hallazgo. “Hemos pedido a la Consejería que evacúe el edificio porque está enfermo y es mejor prevenir que esperar a que se den nuevos casos de cáncer”, asevera la secretaria general del sector de justicia de CC OO, Montserrat Miravet. El hallazgo se produjo el pasado lunes cuando el responsable de mantenimiento estaba revisando unos problemas de fontanería. Fue así, de forma fortuita, como dio con la habitación cerrada y descubrió el granito. En ese momento, no se dio cuenta de la posible relación entre esta roca y el gas radón. “Llamaron a uno de los funcionarios que tiene un aparato de medición y cuando lo utilizaron en la habitación vieron que la cifra era muy superior a la máxima establecida”, afirma Miravet. Según una directiva europea, la concentración no debe superar los 300 bequerelios, “y la medición que obtuvieron superaba los 700”, asevera la portavoz de Comisiones. Fue en ese momento cuando decidieron hablar con la Consejería. Así, el martes, sólo un día después de recibir la queja, una empresa especializada ha instalado medidores en las zonas de trabajo de los juzgados.

Detectores durante tres meses

Desde el área que dirige Yolanda Ibarrola insisten en la prudencia con la que se debe abordar el hallazgo de granito. “En la actualidad, no hay evidencia alguna de que existan problemas para la salud de las personas que trabajan en la sede judicial de Colmenar Viejo”, aseveran. Dejan claro que “la denuncia de CCOO se basa en una medición de gas radón hecha por uno de los funcionarios a título personal y que carece de cualquier valor”, ya que “se hizo de manera puntual; en un espacio hueco en la base del edificio que está cerrado y al que no acceden las personas; y sin equipo ni análisis homologados”. Según los protocolos que siguen las empresas especializadas, “las mediciones de riesgo radiológico por radón se tienen que hacer con detectores expuestos durante un mínimo de 3 meses para poder ser representativos de la exposición anual al gas; deben realizarse con captadores específicos de radón; y los resultados deben ser analizados por un laboratorio acreditado por la ENAC (Entidad Nacional de Acreditación)”. Desde la Consejería insisten en que “cualquier otro método no es fiable y puede provocar errores graves en la interpretación de los datos”. Por eso, “resulta frívolo que se pueda generar alarma con un tema tan delicado sin ningún tipo de prueba válida”. Carmen, la funcionaria, insiste: “Sólo queremos saber si está relacionado o no”.

Sólo evidencia de cáncer de pulmón

En lo que respecta a la mayor incidencia de cáncer de mama entre trabajadoras del edificio, “cabe recordar que sólo existe evidencia científica de la relación de la inhalación de radón con riesgo de cáncer de pulmón”. E insisten en que, en abril de 2017, “el Servicio de Prevención de la Comunidad de Madrid emitió un informe sobre cinco casos de cáncer en trabajadores los juzgados de Colmenar (diagnosticados entre agosto de 2013 y marzo de 2017), tras una petición”, en el que concluyó que “los datos aportados no apoyan la hipótesis de una causa común entre ellos y menos profesional”.

Últimas noticias