Reducción de diputados: una disputa entre 65 y 100

El PP presenta hoy su Proposición de Ley para reducir a la mitad los 129 parlamentarios. Necesita a una parte de la oposición, que sólo está dispuesta a recortar un tercio

El Grupo Popular en la Asamblea de Madrid tiene un encargo para la vuelta de las vacaciones navideñas; un descanso que, en el caso de sus señorías, se alargará hasta al menos la semana que viene, que se reúne la Junta de Portavoces, aunque no será hasta el próximo 7 de febrero cuando la actividad esté al 100%, con la celebración del primer Pleno de 2013.

El Gobierno regional, que dirige Ignacio González, quiere llevar a cabo sin más dilación una de las últimas propuestas de ajuste que hizo Esperanza Aguirre en junio del pasado año, antes de dejar la Presidencia de la Comunidad, la de reducir a la mitad el número de diputados del Parlamento regional de Vallecas. Por ello, González ha querido que el Grupo Popular se adelante al inicio del primer periodo de sesiones de 2013 y acudirá hoy a la Asamblea para presentar, junto al portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Íñigo Henriquez de Luna, la proposición de ley con la que pretenden reducir a la mitad el número de diputados de la Cámara madrileña.

La propuesta del PP de Madrid recogerá un recorte del 50 por ciento del Hemiciclo, es decir, pasar de los 129 diputados actuales a 65. No obstante, para ello el PP necesita el apoyo de dos tercios de la Cámara, ya que el número de representantes está fijado por el Estatuto de Autonomía, con lo que para modificarlo se requiere la aprobación de parte de la oposición. Para ello, el PP, que cuenta con 72 representantes, necesita el visto bueno de 86 diputados, es decir, de 14 representantes de al menos dos de los tres partidos rivales, ya que PSOE cuenta con 36, IU tiene 13 y UPyD, ocho.

Aunque será a partir de ahora cuando comiencen las negociaciones del PP con la oposición para recortar los diputados, a priori, los populares ya cuentan con el apoyo de UPyD, que desde el principio respaldó esta medida que este partido ya había propuesto e incluso apostó por que se extendiera a otros hemiciclos.

Con UPyD a su favor, el PP deberá centrarse en convencer a seis diputados del PSOE o de IU. La postura que tomará IU en esta negociación es por el momento una incógnita. El cambio de líder –Eddy Sánchez ha sustituido a Gregorio Gordo al frente de la coalición de izquierdas– deja en el aire la que finalmente será su postura. En junio, cuando Aguirre anunció la propuesta, los de IU no quisieron pronunciarse y únicamente afirmaron que lo estudiarían cuando se presentara oficialmente.

El verdadero escollo estará por tanto en hacerse con el respaldo de diputados socialistas. De primeras, no parece que vaya a ser una tarea facil que el partido de Tomás Gómez acepte una propuesta de su enemigo político. Además, el PSM sufre desde las derrotas de las últimas elecciones grandes dificultades para mantener en nómina a sus trabajadores e incluso para pagarles su sueldo, por lo que no será sencillo que Gómez esté dispuesto a asumir ahora una reducción a la mitad del número de diputados socialistas, muchos de ellos sin más oficio que su dedicación en exclusiva a la Asamblea.

El «tira y afloja»

Pero aunque Gómez es consciente de que oponiéndose a la propuesta se ganaría el favor de sus compañeros en riesgo de quedar fuera del Hemiciclo reducido, también es conocedor de la demanda social hacia la clase política para que reduzca la estructura de la Administración, sobre todo en estos momentos de crisis. Con todo, la intención del socialista es aceptar una reducción de la Cámara, pero no la que propone el PP, sino pactar que el recorte se haga sobre un tercio de los representantes. Es decir, que se pase de los 129 actuales a 100 o, como mucho, 90.

Así, a partir de la presentación (hoy) de la proposición de ley de los populares comenzará la negociación de los parlamentarios que se centrará en una horquilla de 65 a 100. Aunque el PP está decidido a «pelear» su cifra, lo cierto es que según distintas han relatado distintos parlamentarios populares «lo más importante es reducir el número de diputados con el máximo consenso».

En lo que sí que están de acuerdo los dos partidos con más representación en la Asamblea es en la necesidad de reducir el número de parlamentarios e incluso ponerle cota, ya que en los últimos diez años, el número de representantes ha pasado de 96 (en 1983 cuando nació), 102 (en 1999), a los 129 actuales. Y no tiene fin. El Estatuto de Atonomía de la Comunidad de Madrid establece que la proporción del número de diputados será de uno por cada 50.000 habitantes o fracción superior a 25.000.