MENÚ
lunes 21 octubre 2019
22:32
Actualizado

Sancionada con 20.000 euros la “coach” que aseguraba “curar” a los gays

Madrid impone la primera sanción por infracción “muy grave” contra la ley de protección LGTBI

  • Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado, esta mañana, tras el Consejo de Gobierno
    Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado, esta mañana, tras el Consejo de Gobierno /

    R. R.

Tiempo de lectura 2 min.

17 de septiembre de 2019. 13:33h

Comentada
Rocío Ruiz 17/9/2019

La Comunidad de Madrid ha impuesto la primera sanción por infracción muy grave desde la entada en vigor de la Ley Integral contra la LGTBifobia y discriminación por razón de orientación e indentidad en la Comunidad. La multa asciende a 20.001 euros por un procedimiento que se inició en el año 2016 después de que la asociación Arcópoli presentara ante la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad una denuncia al detectar que E. L. promocionaba a través de internet “terapias de curación de la homosexualidad”. Después, la Consejería recibió otra denuncia de dos particulares por el mismo motivo. Se abrió un periodo de información previa de carácter reservado para conocer las circunstancias concretas y el 19 de marzo de 2019 la Secretaría General Técnica resolvió que los hechos podrían ser constitutivos de una infracción administrativa muy grave.

Se trata de la multa más alta impuesta hasta ahora ya que, hasta el momento, otros 18 procedimientos que se habían iniciado habían derivado en infracciones leves con multas que oscilaban entre los 200 y los 1.800 euros.

Según el artículo 70.4 de la norma está calificado como una infracción “muy grave” «la promoción y realización de terapias de aversión o conversión con la finalidad de modificar la orientación sexual o identidad de género de una persona». Es más, da igual que haya consentimiento o no por la personas sometidas a tales terapias. La sanción para estos casos oscila entre los 20.000 y los 45.000 euros.

La mujer sancionada se definía en su Web como una «coach» profesional especializada en identidad personal y su trabajo está orientado hacia personas con atracción al mismo sexo y adicción a la pornografía. Prometía «cambio de hábitos y comportamiento» a todos aquellos que pasan por su grupo de trabajo.

En su web la sancionada cuenta «casos de éxito» entre los que figura el caso de Leonora, que «dejó atrás el lesbianismo»; el de Mónica, una mujer consagrada, que dice que «ha recuperado su verdadera identidad sexual»; o el de otro terapeuta estadounidense que asegura haber encontrado «el hombre que hay en mí después de ser consumidor habitual de pornografía transexual».

El vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, Ayer manifestó que “no vamos a dar pasos atrás” en la defensa de la ley.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs