Actualidad

Tres fieles a Noelia Posse impedirían su moción de censura

Ferraz confirma la suspensión de militancia a la alcaldesa de Móstoles. El PSOE ha tanteado a sus ediles para hacer caer a la regidora, pero varios se resisten a apoyar que se le quite el bastón de mando.

Ferraz confirma la suspensión de militancia a la alcaldesa de Móstoles. El PSOE ha tanteado a sus ediles para hacer caer a la regidora, pero varios se resisten a apoyar que se le quite el bastón de mando.

Publicidad

Desde hace días Noelia Posse apenas se deja ver en público. Cuando sale a la calle, sufre abucheos e insultos y ya ni siquiera baja a la cafetería del Ayuntamiento. Prefiere que le suban la comida a su despacho. Ayer, la Ejecutiva Federal del PSOE, la suspendió temporalmente de militancia por los casos de nombramientos de amigos y familiares en el Consistorio. La decisión ha sido adoptada después de que la Ejecutiva Regional lo solicitara «por la acumulación de nombramientos obscenos aunque, en puridad, no ha cometido ninguna ilegalidad», dijo el secretario regional de los socialistas, José Manuel Franco. Pero la alcaldesa persiste en su idea de no dimitir con el argumento de que no ha cometido ninguna ilegalidad mientras que el partido mantiene en su puesto a otros alcaldes socialistas imputados por delitos graves, como es el caso de la regidora de Alcorcón o el de Alcalá de Henares, este último, además, presidente del Comité de Ética del partido que analiza el «caso Posse» el 21 de octubre.

Carta de Posse al PSOE: «Vivo un acoso sin precedentes, ni se respeta a mis hijos»

Publicidad

Así las cosas, en el Ayuntamiento de Móstoles se ha creado una situación kafkiana. Ayer, mientras Posse era suspendida de militancia por el PSOE, la alcaldesa continuaba con su actividad ordinaria haciendo nuevos nombramientos. Y es que todo el mundo en el Consistorio de la localidad del sur tiene claro que la alcaldesa no va a renunciar a su cargo. La única salida a la crisis municipal sería la moción de censura que, a la vista de los últimos acontecimientos, parece también inviable. Y es que el PSOE ha tanteado a algunos de sus concejales con la idea de impulsar una moción de censura para hacer caer a Posse de la alcaldía y, al menos, tres de ellos, ya se han negado rotundamente. Se mantienen al lado de Posse.

Publicidad

Se trata de Rebeca Prieto (concejala de presidencia e íntima amiga de Posse), David Muñoz (primer teniente de alcalde, además de concejal de Mejora y Mantenimiento de los Espacios Públicos ) y María Luisa Ruiz González (Concejalía de Desarrollo Urbanismo Presidenta de la Junta de Distrito Oeste). Todos ellos figuraban en los ocho primeros puestos de su lista.

La aritmética municipal no harían viable la moción teniendo en cuenta la nueva Ley Electoral. Y es que el artículo 197 establece que si entre los firmantes de la moción hubiera alguno del mismo grupo de la persona a la que se le formula –como ocurriría en este caso– habría que tener mayoría absoluta (establecida en 14 concejales) y además sumar los ediles que quieren censurar a la alcaldesa. En el hipotético caso de que apoyaran la moción seis de los diez concejales socialistas, los dos de Más Madrid y Ganar Móstoles y los otros dos de Podemos que componen el tripartito no sumarían votos suficientes para descabalgar a la «alcaldesa rebelde».

El secretario regional de los socialistas también ha descatado que el PSOE vaya a apoyar una moción de censura si parte de un grupo de derechas. Para colmo, entre los populares mostoleños tampoco hay ánimo de apoyar una moción de censura contra Posse para resolver los problemas del PSOE. «Que sean ellos los que lo arreglen y menos la vamos a apoyar si es para que Podemos y Más Madrid sigan en el Gobierno», aseguran a LA RAZÓN. Así que la crisis municipal ha entrado en un bucle difícil de resolver.

Publicidad

De hecho, fuentes municipales comentan que, llegado el caso, Posse podría gobernar con cuatro concejales. Mientras, sigue tomando decisiones como alcaldesa. Ayer nombró a Alejandro Martín, actual concejal de Transición Ecológica y Seguridad, nuevo responsable de Cultura después de que Más Madrid abandonara el tripartito. Su nombre ha sonado para sustituir a Posse. También nombró a David Muñoz responsable de gestión de parques y jardines. Todos han aceptado los nuevos cargos y ninguno de los concejales se ha rebelado contra la obstinada regidora. Ayer se supo que un juzgado ha admitido a trámite una querella por calumnias que un representante vecinal ha puestos a Posse, pero nada parece quitar el bastón de mando a la alcaldesa.

Te puede interesar:

Padres de 34 colegios también se rebelan contra la alcaldesa de Móstoles

La alcaldesa de Móstoles, «perseguida» por su partido

La alcaldesa de Móstoles se adelanta al PSOE: pide su suspensión de militancia