MENÚ
martes 23 julio 2019
13:28
Actualizado

Un imputado en el «caso Zabaleta» detenido por apuñalar al hincha del Atleti

Como adelantó LA RAZÓN, el Frente Atlético ya señaló que el agresor no era otro que Ignacio Racionero, más conocido como Nacho «El Raciones». Un viejo conocido de los ultras y de la Justicia

  • Los servicios de limpieza quitan la sangre del lugar del suceso. En la esquina superior derecha, la imagen de Nacho «El Raciones»
    Los servicios de limpieza quitan la sangre del lugar del suceso. En la esquina superior derecha, la imagen de Nacho «El Raciones»

Tiempo de lectura 4 min.

18 de enero de 2018. 14:14h

Comentada
Laura L. Álvarez Madrid. 17/1/2018

Apenas quedaban 20 minutos para que diera comienzo el Atlético de Madrid-Sevilla en el Wanda Metropolitano cuando, muy cerca del nuevo estadio, en el bar Zapatones situado en la Travesía de Ronda, 6, se producía un apuñalamiento que casi cuesta la vida a un joven de 22 años.

Poco después de esta agresión, los miembros del Frente Atlético ya buscaban entre sus filas al autor de los hechos. Según adelantó LA RAZÓN, los ultras aseguraban que se trataba de un veterano miembro de este grupo violento y que ya habría estado implicado en otros sucesos de trascendencia judicial. Se trata de Ignacio Racionero, conocido por los ultras como Nacho «El Raciones». Según confirmó la Policía a este diario, esta misma madrugada fue detenido. Y es que algunos agentes del Grupo 30 de la Brigada de Información ya se encontraban en las inmediaciones de su vivienda, en una conocida calle del distrito de Chamberí, esperando a que regresara a su domicilio. Fuentes cercanas al caso aseguraban que tras los hechos se había «ido de fiesta», por lo que podría no regresar en varias horas.

Al parecer, este individuo había salido de prisión hacía unos seis meses y podría seguir algún tipo de tratamiento psiquiátrico. Quienes le conocen aseguran que no estaba bien porque «tomaba medicación» y que había tenido problemas recientemente con otros miembros del Frente porque aseguraba que «necesitaba dinero», dado que acababa de salir de la cárcel y no tenía trabajo. También apuntaban las mismas fuentes a que habría menudeado con droga.

Un motivo «absurdo»

El apuñalamiento a uno de los «cachorros» del Frente se produjo, según testigos presenciales, por un motivo «absurdo». La víctima habría estado bebiendo en este bar junto con otros hinchas del Atleti antes de disponerse a ver en encuentro deportivo. De hecho, podría encontrarse en estado de embriaguez en el momento de los hechos, además de ir sin documentación, según fuentes policiales.

Algunos testigos presenciales de la pelea aseguran que «El Raciones» increpó a su víctima –probablemente no se conocían de nada– y le dijo: «Eh, ¿tú que miras?». La víctima, al parecer de nombre Fernando, le contestó que «nada». «Sí, sí. Me estás mirando mucho. Ahora te vas del bar», continuó. «Bueno bueno, perdona eh», le habría contestado la víctima. Pero el presunto homicida sacó una navaja y le rajó la chaqueta North Face que llevaba la víctima. Después salió del bar y tiró la navaja, el arma homicida, en un parque infantil cercano a la boca de Metro de Las Musas. El arma fue incautada poco después por los agentes de Científica.

Un imputado en el «caso Zabaleta» detenido por apuñalar al hincha del Atleti
Un viejo conocido de la Justicia

«El Raciones» es un viejo conocido del Frente y de la Justicia. Estuvo imputado en el caso de la muerte del hincha de la Real Sociedad Aitor Zabaleta en diciembre de 1998, pero finalmente sólo fue condenado por aquel asesinato Ricardo Guerra. De hecho en el juicio celebrado en marzo del año 2000 él declaró haber estado toda la tarde de los hechos con Guerra.

Años después, en mayo de 2005, volvió a aparecer en los medios de comunicación por asaltar, junto con otra decena de ultras, un entrenamiento del Atlético de Madrid. Insultaron a jugadores y empleados y fue imputado entonces por los delitos de desórdenes públicos y asociación ilícita. Al parecer «El Raciones» pertenecía entonces al grupo ultra Bastión 1903.

Todo ocurrió a eso de las 18:40 horas dentro de este pub frecuentado por el Frente Atlético, la hinchada radical del equipo rojiblanco, vinculada a la extrema derecha. La víctima fue atendida por los servicios de Emergencias del Ayuntamiento de Madrid. Los sanitarios del Samur, según explicó ayer un portavoz municipal, le hallaron en la Avenida Niza, frente al local de Dentix, justo a la salida del metro de Las Musas. El ultra del Atleti, de sólo 22 años, presentaba tres heridas por arma blanca. Una en el muslo derecho, otra en el brazo derecho y la última en la espalda, a la altura de la escápula. Según los sanitarios ésta última era la más grave y preocupante porque podría haberle afectado al pulmón, ya que era una herida muy penetrante. Los facultativos procedieron a estabilizarle y le trasladaron de forma urgente a La Paz, donde ingresó muy grave. En el centro hospitalario le practicarían las pertinentes pruebas de diagnóstico por imagen para valorar el alcance de esta herida y proceder a intervenirle quirúrgicamente.

Aunque siempre hay mucha presencia policial en torno al estadio, el partido de ayer no se había declarado de alto riesgo porque desde la Brigada de Información no se había detectado ninguna animadversión reciente entre las hinchadas radicales. El hecho de que el encuentro fuera de Copa del Rey y que los Biris no se desplazaran a Madrid rebajó el nivel de alerta. De hecho, el suceso se produjo entre miembros del Frente y el motivo no tendría ninguna relación con lo deportivo ni con la ideología. No obstante, ambos implicados en la reyerta estarían ya fichados por expertos en estos ultras.

Últimas noticias