MENÚ
viernes 15 noviembre 2019
06:09
Actualizado

Abascal propone un gobierno PP-Vox en Murcia con la abstención de Ciudadanos

El líder nacional insta a las tres fuerzas a sentarse a hablar de la gobernabilidad de la Región y de Madrid, en un acto en la capital del Segura como muestra de apoyo a sus parlamentarios murcianos. «No hay división en Vox»

  • El presidente de Vox, Santiago Abascal (4d), acompañado por el secretario general, Javier Ortega Smith, el portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, el secretario general en Murcia, Pascual Salvador, y el negociador Luis Gestoso
    El presidente de Vox, Santiago Abascal (4d), acompañado por el secretario general, Javier Ortega Smith, el portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, el secretario general en Murcia, Pascual Salvador, y el negociador Luis Gestoso

Tiempo de lectura 4 min.

08 de julio de 2019. 19:41h

Comentada
Antonio G. Valenzuela Murcia. 9/7/2019

«Si Albert Rivera (Ciudadanos) insiste en no alcanzar un acuerdo con Vox y en exigir nuestros votos sin contar con nosotros, propondremos en la Región de Murcia al PP un gobierno en solitario, para que sea Cs quien se tenga que abstener. Lo que no va a ocurrir es que sometan a Vox al chantaje». Así de contundente se expresó ayer en el Hotel NH Amistad de Murcia el líder de la formación derechista, Santiago Abascal, quien acudió a la capital del Segura acompañado por la plana mayor del partido como el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, y el portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, como muestra de apoyo a los diputados murcianos en la Asamblea Regional.

«Hemos venido a respaldar a los equipos negociadores en el proceso negociador de Murcia, para mostrar nuestro apoyo a Luis Gestoso, para respaldarles y agradecerles la difícil labor que han estado realizando hasta el momento, y para decirles que estamos con ellos, y que tengan claro que en Vox no hay división».

Contestó así a las declaraciones del secretario general del PP, Teodoro García Egea, quien después de que Vox votara en contra el pasado jueves de la investidura de Fernando López Miras, pidió a los de Abascal que se pusieran de acuerdo entre ellos, porque habían pactado votar a favor minutos antes del inicio del debate parlamentario.

Abascal tendió la mano a ambas formaciones para sentarse hoy en la mesa a hablar sobre acuerdos, tanto en la Región de Murcia como en la Comunidad de Madrid. «Apelo a la gravedad de la situación para cortar el paso al poder territorial del frente popular, para evitar nuevas elecciones».

Por su parte, fuentes del PP consultadas por este periódico señalaron que, por el momento, la única intención del partido es seguir dialogando con todas las partes para permitir la gobernabilidad de la Región de Murcia «cuanto antes».

«Tenemos voluntad plena para desbloquear esta situación y que el Gobierno pueda empezar a funcionar cuanto antes».

Además, el propio presidente del partido y de la Comunidad en funciones, Fernando López Miras, ha estado estos días con García Egea, a quien calificó en las redes sociales como su «mejor aliado».

En esta misma línea se pronunció Ciudadanos, y a través de un comunicado la portavoz del grupo parlamentario, Isabel Franco, pidió a Vox que dejara de «sobreactuar, se baje del caballo y abandone los vetos y las pataletas». Así, consideró que tenían una oportunidad de rectificar y anunció que se volverán a sentar con ellos «para que facilite un gobierno de centro, liberal y reformista para la Región. No podemos perder más tiempo».

Pide la dimisión de Grande-Marlaska

Abascal inició su intervención condenando los ataques producidos a los representantes políticos de Cs en la manifestación del Orgullo de Madrid, y pidió la dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. «Se ha producido al calor de las movilizaciones del lobby del orgullo gay, contra unos diputados que fueron acosados, increpados, insultados y expulsados de la movilización. Además, recordó que en noviembre, en un acto de Murcia, ellos también fueron hostigados, insultados e increpados. «No tuvimos la solidaridad de ningún partido». De hecho, dijo que ya advirtieron de que aquellos que respondían con silencio podrían, algún día, ser acosados de la misma manera. “Eso es lo que ha pasado con la excusa del ministro».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs