Actualidad

Investigan el robo de doce colmenas en una explotación apícola por valor de 1.200 euros

Según la Guardia Civil, todo apunta a que los presuntos ladrones vigilaron los movimientos del propietario para apoderarse de las colmenas sin ser vistos

Según la Guardia Civil, todo apunta a que los presuntos ladrones vigilaron los movimientos del propietario para apoderarse de las colmenas sin ser vistos

Publicidad

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la investigación «Abeille» para esclarecer el hurto de varias colmenas de una explotación apícola, sita en Zarcilla de Ramos-Lorca, que culminó con cuatro personas investigadas como presuntas autoras de delito de hurto.

La investigación se inició el pasado junio, cuando efectivos del equipo ROCA (robos en el campo) de Lorca tuvieron conocimiento de la sustracción de una docena de colmenas ubicadas en una explotación apícola. El valor de las colmenas ronda los 1.200 euros.

La inspección ocular del asentamiento donde se realizaba esta labor determinó que los autores tenían conocimientos de las técnicas necesarias para llevar a cabo la manipulación y posterior sustracción de las colonias.

Con esta información, los agentes iniciaron la investigación para lo que contaron con la colaboración de apicultores, expertos en la cría de abejas, así como de vecinos de la zona.

Publicidad

Estas pesquisas permitieron averiguar que detrás de estos hechos podía encontrarse algún vecino de la localidad que, conocedor de la existencia de las colmenas, había vigilado discretamente a su propietario para conocer sus movimientos y horarios en los que acudía a la explotación.

Después de varios meses de investigación y una vez obtenidos los indicios necesarios, la Guardia Civil identificó a dos personas, una de ellas menor de edad, como sospechosas de los hurtos.

Publicidad

Según se desprende de la investigación, estas habían contactado con otros dos individuos, residentes en la comarca del Noroeste, a los que informaban de la ausencia del propietario para que llevaran a cabo los hurtos sin ser vistos.

Al parecer, el destino de las colmenas era su posterior venta en el mercado ilícito. La operación concluyó con la instrucción de diligencias como investigadas de cuatro personas, varones, españoles, de entre 36 y 42 años, uno de ellos menor de edad y vecinos de Zarcilla de Ramos-Lorca y Bullas.