La «ciudad escondida» de Totana sólo estuvo activa durante 600 años

Las excavaciones en el yacimiento de La Bastida desvelan más datos de la civilización argárica

Recreación virtual de la sociedad instalada en la Bastida, en Totana
Recreación virtual de la sociedad instalada en la Bastida, en Totana

Totana se posiciona en el mapa cultural como una de las ciudades más ricas en lo que a historia se refiere. El yacimiento de La Bastida es conocido como la «ciudad escondida», ya que cuenta con cerca de 4,5 hectáreas de superficie, de las cuales tan solo se ha excavado un 15 por ciento. El proyecto, que comenzó a finales del año 2008, todavía no ve signos de dar por finalizada la expedición, porque de hecho, «las generaciones futuras tendrán que seguir buscando para conocer en profundidad esta ciudad que sólo estuvo activa 600 años».

Así lo detalló a LA RAZÓN uno de los cuatro codirectores de la excavación y profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, Roberto Risch, quien junto a Cristina Rihuele, Vicente Lull y Rafael Micó llevan adelante esta expedición que ya ha visto compensado, con creces, todo su esfuerzo durante estos años.

«Lo que hemos encontrado en La Bastida es una organización social nunca antes vista en el marco mediterráneo occidental. El desarrollo de una sociedad jerárquica, capaz de producir por sí mismos grandes avances, es algo que nadie esperaba. Estas civilizaciones son más propias de zonas orientales como Mesopotamia o Creta».

Subrayó que en la Región, se estableció una marcada sociedad dividida en clases, en instituciones planificadas, que poseían un sistema tributario en el que la clase alta recibía los tributos del resto de la sociedad. «Es un gran paso en los descubrimientos arqueológicos porque desvela que no sólo se situaron este tipo de convivencias en dos o tres puntos de Egipto».

De este modo, Risch destacó el hecho de que en la Península hubiera un intento de modelo social idéntico al que estaba implantado en la civilización minoica de Creta. De hecho, las excavaciones de 2012 revelaron en La Bastida un sistema de fortificación único en su época, que reafirmó que la ciudad fue el asentamiento más desarrollado de Europa en términos políticos y militares durante la Edad de Bronce.

«Lo especial de este yacimiento es su tamaño y conservación, que hasta ahora no se había conseguido encontrar algo así, especialmente la muralla de cuatro metros de altura, de tipo oriental y con bastiones masivos de planta cuadrada».

Ante dichos hallazgos, el profesor destacó que, a pesar de haber encontrado, incluso, uno de los ajuares funerarios más ricos de toda la Edad de Bronce, «todavía quedan muchas preguntas por responder. Con la muralla, ¿a quién se le ocurrió llegar a esta zona para ocultarse? ¿De quién pretendían refugiarse o protegerse? ¿Qué idioma hablaban? ¿Rezaban a algunos dioses?»

El proyecto de excavación cuenta con la colaboración y financiación de la Universidad Autónoma de Barcelona, el Ayuntamiento de Totana y la Consejería de Cultura del Gobierno regional.