Renfe restablece el servicio de trenes pese al «sabotaje» vecinal

El Gobierno regional recuerda que el soterramiento es una reivindicación presupuestada y conseguida

Imagen de un trozo de la vía donde se están llevando a cabo los trabajo de soterramiento
Imagen de un trozo de la vía donde se están llevando a cabo los trabajo de soterramiento

El Gobierno regional recuerda que el soterramiento es una reivindicación presupuestada y conseguida

El tráfico ferroviario llegó ayer a la normalidad en la ciudad de Murcia después de cuatro jornadas de parálisis debido a los actos vandálicos y disturbios provocados por un grupo de radicales. Tras un intento fallido de restablecer el paso del tren el domingo, un grupo de personas invadieron la vía para exigir el soterramiento, por lo que tuvo que cortarse el tráfico de nuevo. Finalmente, Renfe reactivó ayer la conexión de Murcia con Alicante, cuyos trenes circularon desde las seis de la mañana.

Mientras tanto, las asociaciones vecinales como la Plataforma Pro-Soterramiento anunciaron nuevas movilizaciones para exigir que no se levante un muro durante la construcción del soterramiento de las vías, y las instituciones condenaron y manifestaron su rechazo ante las «actuaciones de sabotaje» que se llevan a cabo en las obras provisionales para la llegada del AVE a la ciudad.

Los empresarios murcianos de Cámara de Comercio recordaron a los ciudadanos la necesidad de «diferenciar las manifestaciones de oposición al proyecto existente, por los cauces y la forma que la ley permite de este tipo de actuaciones incívicas y vandálicas que generan una situación de inseguridad para la población, y un grave deterioro de la imagen de Murcia».

Una advertencia que va unida a la que hizo el pasado viernes la empresa adjudicataria, Aldesa, que trasladó a Adif su intención de renunciar a la contrata si tal situación persistiese, dejando por lo tanto a la ciudad sin soterramiento. «Los trabajadores tienen miedo», aseguró el responsable de Obra Civil de la empresa, Guillermo Rey.

En este sentido, y dado que las obras ya están en marcha, el consejero de Presidencia y Fomento, Pedro Rivera, pidió a la ciudadanía que «se deje trabajar para que las obras puedan seguir adelante», dado que el soterramiento es una reivindicación que llevan haciendo los vecinos durante años. «Hay proyectos, presupuesto y un claro compromiso político para ejecutar el soterramiento, pero, para que se pueda iniciar y concluir una obra, lo primero que hay que hacer es dejar que se realice».

En este sentido, y tras el episodio del domingo en el que se restringió el tráfico ferroviario a más de 30 trenes de cercanías, de media y larga distancia, el consejero hizo un llamamiento a la calma, a la serenidad y responsabilidad. «No estamos hablando de las obras del AVE, sino del soterramiento de todas las vías del tren».

Por su parte, desde Madrid, el diputado nacional del PP en el Congreso, Francisco Bernabé, frente a las exigencias de los vecinos de ver a las excavadoras iniciar los trabajos para enterrar las vías, anunció que será en febrero cuando comiencen a trabajar, «tal y como se ha comprometido el Ministerio de Fomento».

Así, reiteró que de detenerse las obras, Murcia corre el riesgo de quedarse sin soterramiento «para siempre», y pidió «sosiego y altitud de miras» a la sociedad murciana. «Si nos sintiéramos engañados, seríamos los primeros en protestar».