MENÚ
miércoles 18 septiembre 2019
16:42
Actualizado

Deconstruyendo a Susana Díaz: dos comisiones de investigación en 13 días

Los populares, que ya la citaron en el Senado, piden que declare en el Parlamento por el gasto en alternes de la Faffe

  • La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se enfrenta a la tesitura de declarar en dos comisiones de investigación. En caso de adelantar elecciones, la de la Faffe moriría con la legislatura / Foto: Efe
    La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se enfrenta a la tesitura de declarar en dos comisiones de investigación. En caso de adelantar elecciones, la de la Faffe moriría con la legislatura / Foto: Efe
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

05 de octubre de 2018. 20:41h

Comentada
M. González Q.  Sevilla. 6/10/2018

En 1997, cuando Susana Díaz era secretaria general de Juventudes Socialistas, Woody Allen estrenaba «Deconstructing Harry» –traducida al castellano como «Desmontado a Harry» o «Los secretos de Harry»–, un filme con referencias en su ácido guion a la prostitución. A expensas de que la presidenta «apriete el botón del pánico» que accione el adelanto electoral en la comunidad (mañana marcan las cábalas otro posible punto de inflexión), PP, Podemos e IU han solicitado la comparecencia de Díaz en la comisión de investigación sobre la Faffe, en la que se abordará, entre otros asuntos, el gasto de dinero procedente del erario público en puticlubs, las enconmiendas de gestión y las subvenciones concedidas por la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo desde su creación. En la anterior comisión de investigación sobre los fondos de formación ya se abordó el papel que desempeñaba la Faffe, sin que al término de la misma quedaran claras sus funciones y utilidad más allá de convertirse en un ente que servía de refugio laboral para socialistas y allegados. Estas cuestiones también las investiga la justicia. Díaz, en plena precampaña institucional, puede verse abocada a un doble paseíllo en dos semanas.

El plan de trabajo definitivo de la comisión se acordará este martes. El grupo parlamentario del PP-A plantea que las comparecencias comiencen el viernes 26 de octubre y propone que acuda la presidenta de la Junta, Susana Díaz, los ex presidentes Chaves y Griñán y el actual consejero de Empleo, Javier Carnero. De aceptarse la petición, la presidenta tendría que declarar en dos comisiones en 13 días, ya que el 8 de noviembre está citada en la comisión del Senado sobre la financiación de los partidos. La diputada Teresa Ruiz-Sillero avanzó que reclaman que la jefa del Ejecutivo andaluz sea la primera en comparecer porque «hasta ahora no ha dicho nada» sobre que «altos cargos del PSOE-A hayan gastado dinero público para explotar sexualmente a mujeres». El PP señaló que su plan de trabajo persigue una comisión «ágil», acortando los plazos y teniendo en cuenta lo que queda de legislatura si no se produce el esperado adelanto electoral. Los populares piden que se habilite enero para los trabajos de la comisión de investigación, para que concluyan con la antelación suficiente para que el dictamen final se eleve a Pleno en una sesión ordinaria que se celebrará antes del 29 de enero de 2019.

Los populares también piden la comparecencia de, en una primera ronda, el ex director de la Faffe, Fernando Villén; el ex consejero de Empleo, Antonio Fernández; la que fue liquidadora y directora económica de la Faffe, Anna Vals; y el propietario del club de alterne donde presuntamente se utilizaron de manera indebida tarjetas de crédito de la fundación para pagar 14.737 euros por parte de un directivo de la fundación y ex miembro de la ejecutiva del PSOE-A. El ex alcalde de Lebrija Antonio Torres García, «que estuvo cobrando de la Faffe durante 11 años sin acudir»; y los directores territoriales de Andalucía occidental de la Caixa y Unicaja, para que informen de los gastos de la tarjetas, también han sido propuestos por el PP. Los populares rechazan la propuesta de Podemos de que testifiquen las trabajadoras del burdel porque «eso no es defender a estas mujeres explotadas, es someterlas a más escarnio», indicó Ruiz-Sillero, que aboga por la comparecencia de «los puteros que fueron al prostíbulo», por lo que exige a la presidenta que informe sobre «qué altos cargos socialistas fueron, si tienen a día de hoy algún cargo público o en el PSOE-A y, en ese caso, cesarlos de manera inmediata». Los populares abogan también por una segunda ronda en la que podrían repetir comparecientes si se hallan «nuevos datos que así lo requieran o informaciones contradictorias». El PP pidió expresamente a Cs que no ayude a los socialistas a «ocultar el fraude de la Faffe». El partido de Juan Marín no presentará su lista de comparecientes hasta que estudie la documentación que le entregue la Junta. «No es serio», señaló Marín, que añadió que «aunque la comisión nace muerta, porque decaerá cuando se convoquen elecciones, tenemos la esperanza de poder hacer un buen trabajo hasta que ese momento llegue» porque «servirá para la próxima legislatura en la que Cs volverá a pedir la constitución de esta comisión». Marín consideró «un fraude» que el propio PSOE presida la comisión en la que se le investiga, aunque fue la abstención naranja lo que lo permitió.

Podemos confirmó que llamará a la presidenta andaluza a declarar, así como a Chaves y Griñán. El diputado Jesús Romero señaló que, de suspender la comisión por las elecciones, la coalición que forman con IU pedirá a Susana Díaz que explique en la campaña «el gasto de sus altos cargos en un puticlub y las juergas con fondos públicos para políticas activas de empleo». El plan de Izquierda Unida, al igual que su socio morado, recoge que la investigación finalice antes de final de año y, sólo si no concluye sus tareas, la habilitación de enero para continuar y celebrar el Pleno extraordinario para la aprobación, si procede, del dictamen final.

El PSOE-A, por su parte, consideró que Susana Díaz «no tiene nada que aportar» en la comisión y acusó al PP de estar «obsesionados con dañar» su imagen.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs